Los técnicos rehacen los pliegos para la restauración de la muralla

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Maleza, piedras desprendidas, grafitis y suciedad. Este es el estado en el que se encuentra la muralla. El equipo de gobierno aprobó en verano los pliegos para restaurar esta fortificación que data del siglo XIII y de forma paralela, la Consejería de Patrimonio dio el visto bueno a las obras. Todo parecía ir bien hasta que el interventor municipal paró el proceso. En marzo entra en vigor la nueva ley de contratos y la adjudicación de las obras por fases no se puede hacer. Ahora, los funcionarios locales se encuentran rehaciendo los pliegos para contratar todas las actuaciones al mismo tiempo, aunque después se desarrollen en diferentes etapas, según informaron ayer fuentes municipales.

Lo que la Concejalía de Infraestructuras y Servicios Básicos, liderada por la socialista Ana Rivas, quiere hacer con la muralla es devolverle su esplendor original. Para ello se necesitarán diferentes trabajos que comenzarán por la retirada de la vegetación que en los últimos años invade la fortificación sin que nadie ponga remedio.

Después se estudiará en profundidad el estado de cada una piedras que compone la muralla y se hará una fotogrametría. Se sacarán decenas de fotografías para ver cómo es su estructura original para que su reconstrucción sea lo más exacta posible y en ningún momento se modifique el proyecto original. Cuando este proceso esté listo, se entregará a los técnicos de Dirección General de Patrimonio Cultural un documento para su aprobación.

Una vez obtenido el visto bueno, se eliminarán los elementos añadidos en los últimos años. Esos que han distorsionado la imagen real de la fortificación y que han influido negativamente en esta estructura para más tarde consolidar los cantos que están a punto de desprenderse. También se limpiará toda la suciedad acumulada y se realizará un tratamiento de juntas con el único objetivo de que la maleza no vuelva a brotar. Por último, se consolidarán las piedras restauradas y se protegerán para evitar que a corto plazo este símbolo de la ciudad vuelva a su estado de deterioro.

Pero antes de emprender todos estos trabajos, los técnicos deberán redactar los pliegos de contratación y después se abrirá el plazo para la presentación de ofertas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos