Vecinos y ecologistas rechazan la circunvalación norte que apoya la AMSO

Afirman que la infraestructura por el Naranco dañaría el monte, lo separaría de la ciudad y generaría más contaminación

J. C. A. / D. L. OVIEDO.

La asociación de vecinos La Centralilla y Ecologistas en Acción rechazaron de plano ayer la propuesta de la AMSO (Agrupación Municipal Socialista de Oviedo) de respaldar al alcalde, Wenceslao López, en su negociación con Fomento a fin de lograr una «circunvalación norte» para la ciudad. Reconocen que existe «una necesidad histórica», eso sí, pero priorizan preservar el Naranco y se oponen a revivir el trazado de la Ronda Norte.

La secretaria de La Centralilla, Pilar Alonso, afirmó que su colectivo «no entiende el cambio de postura de la AMSO respeto a la ronda, que hasta hace poco consideraba obsoleta». Considera que «cualquier proyecto de autopista en la ladera del Naranco supone dañar el monte y el entorno de los monumentos prerrománicos, aumentar la contaminación atmosférica y acústica de los barrios, y establecer una nueva barrera de hormigón entre la ciudad y su principal espacio natural».

En estas críticas coincidió Eduardo Menéndez, de Ecologistas en Acción, que además tachó la postura de la AMSO de «oportunista» a fin de «no perderse» los 84 millones que Fomento ofrece para hacer la Ronda Norte. Pero, consideró, «no pueden gestionar el urbanismo de Oviedo desde el ministerio».

Menéndez rechazó por «absurdo» plantear «cerrar una ronda» cuando «estamos fomentando el bulevar de Santullano a la entrada de Oviedo». En su lugar, apostó por «acercar las cosas a la gente para que se aleje del automóvil» y apoyar «el transporte público, el paseo, la bicicleta...».

Ambas organizaciones coincidieron en señalar como soluciones «menos costosas» para los problemas de los barrios la vía rápida de Las Campas a la Pixarra y la conexión directa de Ciudad Naranco a la AS-II.

Por otro lado, los vecinos también cargaron contra el Principado. Entienden que sus «presiones» obedecen a la intención de «convertir la circunvalación a través del Naranco en una alternativa para el tráfico que se dirige al oeste». Así, «lejos de pensarse como una solución para Oviedo, lo que el Gobierno autonómico proyecta con Fomento es una nueva vía en dirección a Galicia».

La plataforma Todos Unidos por el Naranco apostilló que «ni ronda ni rondina».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos