El Comercio
Estevia, el edulcorante natural.
Estevia, el edulcorante natural.

Los beneficios de los edulcorantes bajos en calorías

  • nutrición

  • No aumentan el apetito, pueden contribuir a la pérdida de peso y reducir el índice de desmineralización de las piezas dentales

Un equipo multidisciplinar de expertos a nivel mundial, reunido con ocasión del Congreso de la Asociación Internacional de Edulcorantes, ha sido el encargado de analizar los beneficios de los edulcorantes bajos en o sin calorías.

El Consenso al que han llegado indica que los edulcorantes bajos en o sin calorías son eficaces. Según ha manifestado el profesor Adam Drewnowski, director del Center for Public Health Nutrition de la Universidad de Washington, «todo el trabajo en materia toxicológica y de seguridad realizado por los organismos internacionales ha constatado reiteradamente la seguridad y eficacia de estos productos».

Publicada en el número de diciembre de 2014 de la revista especializada Nutrition Bulletin, la declaración de consenso pone de manifiesto el papel beneficioso que pueden desempeñar los edulcorantes bajos en o sin calorías como alternativa dietética o como filosofía de vida.

Las conclusiones de esta declaración vienen a confirmar los resultados positivos de estudios científicos recientes que demuestran que los edulcorantes bajos en o sin calorías no aumentan el apetito ni surten ningún efecto discernible sobre la saciedad y, por ello, tienen la capacidad de potenciar la pérdida de peso utilizándolos, en la vida real, dentro de un programa planificado de pérdida de peso de base conductual.

«El control del peso es una de las razones principales del consumo de edulcorantes bajos en o sin calorías y, según mi opinión, en la actualidad contamos ya con un extraordinario número de estudios que demuestran que los edulcorantes bajos en o sin calorías constituyen herramientas positivas, que no negativas, para el control del peso», ha señalado el profesor James Hill, director del Colorado Nutrition Obesity Research Center.

Conclusiones

Apetito. Los edulcorantes bajos en o sin calorías no aumentan el apetito ni provocan ningún efecto discernible sobre la saciedad.

«La preferencia por los sabores dulces es innata y universal. Sin embargo, no hay pruebas que apunten a que los edulcorantes estimulen el apetito; de hecho, se trata de productos que pueden aplacar el deseo de consumir algo dulce, ayudando al mismo tiempo a cumplir las dietas de adelgazamiento. Sería preciso estudiar en mayor profundidad la posible habituación a los efectos de los edulcorantes bajos en o sin calorías sobre el apetito, la saciedad y la ingesta de alimentos».

Ingesta de energía. Los edulcorantes bajos en o sin calorías contribuyen a reducir la ingesta de energía cuando son utilizados en sustitución de ingredientes más energéticos.

Las ventajas de los edulcorantes bajos en calorías pueden ser mayores en las bebidas (donde el azúcar es la principal o la única fuente de energía) que en los alimentos, donde quizás se precisen otros macronutrientes para sustituir el azúcar y aportar volumen.

«La ingesta voluntaria de energía tiende a ser menor cuando se consumen productos que contienen edulcorantes bajos en o sin calorías, ya que el las personas sólo compensa parcialmente las calorías que faltan. La compensación puede depender de numerosos factores relacionados con la forma y la cantidad, así como con factores temporales y personales. Si bien se precisan más datos procedentes de estudios de intervención más a largo plazo, sí parece cierto que los edulcorantes bajos en o sin calorías, especialmente en las bebidas, pueden resultar de utilidad para mantener una ingesta energética reducida».

Peso corporal. Los edulcorantes bajos en o sin calorías pueden contribuir a la pérdida de peso cuando son utilizados dentro de un programa planificado de reducción de peso.basado en cambios en la conducta.

«Los recientes estudios sistemáticos y metaanálisis apuntan a que el consumo de edulcorantes hipocalóricos en sustitución de los azúcares origina una pérdida de peso moderada (<1 kg a lo largo de varias semanas). Las bebidas endulzadas con este tipo de productos originan en tres meses una pérdida de meso mayor que el agua, según se desprende de un reciente ensayo aleatorio controlado. El consumo de edulcorantes bajos en o sin calorías es también una característica habitual de quienes logran con éxito mantener la pérdida de peso».

Azúcar en sangre. Los edulcorantes bajos en o sin calorías pueden tener un efecto beneficioso sobre la insulina y la glucosa postprandial en individuos sanos y en personas diabéticas.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) acaba de validar la alegación sanitaria de que los edulcorantes bajos en o sin calorías «contribuyen a reducir la respuesta glucémica postprandial». Mantener un peso corporal saludable resulta fundamental para controlar adecuadamente la diabetes; por ese motivo, los edulcorantes bajos en o sin calorías también pueden ser de utilidad a las personas diabéticas, al facilitarles el control del peso. En cuanto al papel que pueden desempeñar en el control de la glucosa en sangre a largo plazo, es preciso realizar estudios en mayor profundidad.

Salud bucal. Los edulcorantes bajos en o sin calorías «resultan beneficiosos» para la dentadura gracias a su utilización en alimentos, bebidas, pastas de dientes y medicamentos, siempre y cuando los demás componentes de estos productos también sean no cariogénicos y no erosivos.

La EFSA ha validado la alegación de que los edulcorantes hipocalóricos pueden reducir el índice de desmineralización de las piezas dentales.