elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 4 / 11 || Mañana 7 / 18 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Mango ultima la compra de la antigua sede de Banesto en Gijón por seis millones de euros

GIJÓN

Mango ultima la compra de la antigua sede de Banesto en Gijón por seis millones de euros

Su oferta supera a la presentada por un grupo venezolano de la mano de Inditex

02.02.14 - 09:49 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

La firma de moda Mango es la mejor posicionada para comprar el histórico edificio en el que se encuentra la oficina del Banco Santander de la calle Corrida desde que esta entidad absorbió a Banesto. Allí la empresa catalana pretende abrir una de sus tiendas megastore. La que fuera sede del Banco Español de Crédito es uno de los ejemplos más relevantes de la arquitectura local asociada a las actividades financieras junto con el Banco de Gijón y la antigua sede del Urquijo en los Jardines de la Reina. La operación se podría cerrar en unos seis millones de euros. Un importante desembolso económico que permitiría, además, a Mango ganarle la partida al Grupo Inditex, de Amancio Ortega, que había puesto también sus ojos en el mismo céntrico y catalogado inmueble para ocuparlo en régimen de alquiler por 25.000 euros al mes. Todo de la mano de un potente grupo inversor venezolano que llegó a firmar un preacuerdo con el grupo que preside Emilio Botín para adquirir el inmueble por 4,2 millones, oferta que ya ha sido desestimada y adjuntaba un proyecto para adaptar todo el espacio comercial aprovechable para mudar allí la tienda de Pull & Bear que ahora está en Menéndez Valdés.
El interés de Mango por la que durante años fue la sede central de Banesto en Gijón se oficializó durante el pasado mes de agosto. Punto Fa, razón social de la marca catalana dirigida por Isak Andic, realizó una consulta al Ayuntamiento de Gijón adjuntando un estudio para transformar la oficina bancaria de manera que tuvieran cabida en él los usos comerciales. El Consistorio dio en su momento el visto bueno a la propuesta empresarial con una serie de condicionales, emplazando además a la firma a presentar un proyecto de reforma del inmueble redactado por un técnico competente.

En paralelo, el grupo inversor venezolano que quería alquilar el edificio a Inditex utilizó sus armas para presionar al Santander para tener una opción preferente de compra frente a otros candidatos. La llegada de una oferta económica de mayor cuantía fue la justificación que se le dio a los sudamericanos para frenar la venta. Molestos con el desenlace de las negociaciones, los inversores sacaron 42 millones de euros de un plazo fijo que les vencía y tenían depositado en Ribadesella. A falta de que se produzca el anuncio oficial sobre la operación de compraventa con Mango, parece que la firma de moda ya ha solicitado el enganche de suministro eléctrico a HC Energía para desarrollar el proyecto comercial, que sería su buque insignia en Asturias.

Debido a la intensa batalla comercial que se ha librado en los últimos meses por el histórico edificio de Corrida, el Santander ha dejado de momento a la oficina de Corrida fuera de la reestructuración de personal que tiene que acometer en la ciudad como consecuencia de la fusión de la entidad con Banesto. Además de las ofertas de Mango e Inditex, ha habido al menos otras dos en liza, una de un conocido empresario gijonés y otra de un acaudalado magnate mexicano. Algunas de ellas ofrecían al banco la posibilidad de compartir el edificio manteniendo la actual oficina en el bajo.

La sede bancaria de Corrida tiene, con su distribución interior actual, unos 530 metros cuadrados en planta baja, otro tanto en planta primera y unos 300 en el segundo piso.

El edificio original por el que han pujado las principales cadenas textiles nacionales data de 1892 y fue realizado por el arquitecto Mariano Medarde para el Banco Gijonés de Crédito. El inmueble fue objeto de un proyecto de reforma en 1920, a cargo de Manuel del Busto, que consistió en la reedificación de la casa número 48 de la calle Corrida y la casa situada al fondo de la misma que tenía fachada a la calle Libertad. La nueva construcción constaba de dos cuerpos formados por planta baja y piso, uno con fachada de sillería a la calle Corrida y otro con frente a la calle Libertad construido mortero pintado y decorado con molduras, dejando entre los dos pabellones un patio cubierto de cristales. Los huecos interiores se destinaron a oficinas. Desde la reforma de 1920 no se han realizado en la fachada del edificio obras relevantes, por lo que se conserva su diseño original. No obstante, recientemente Urbanismo abrió un expediente al banco por realizar obras en la fachada sin contar con la preceptiva licencia (el cambio de los rótulos de Banesto por los del Santander).

Según se describe en la ficha del catálogo urbanístico de 2010, la sede bancaria goza de protección integral. La máxima posible. Cualquier intervención que se lleve a cabo en el edificio deberá conservar los siguientes elementos en su interior: la escalera y portal con acceso desde la calle Corrida, la escalera de comunicación interior del banco y sus espacios adyacentes, y la primera crujía del inmueble hacia la calle Corrida, que conserva unos salones de singular calidad en su planta primera. El resto del interior del edificio ha sido objeto de continuas obras de adecuación, por los que los sistemas constructivos originales se encuentran muy modificados.

La normativa urbanística del municipio permite a su nuevo propietario el recrecido del edificio hasta una altura máxima de cuatro plantas (bajo más tres), si bien este aumento debería retranquearse respecto a la calle Corrida un ancho mínimo correspondiente a la primera crujía a cuya conservación obliga el catálogo gijonés. Para abrir una tienda sería necesario acometer un refuerzo estructural.

Pugna también en Madrid

Se trata de un edificio con una importantísima presencia en la imagen urbana de la calle Corrida en el que son igualmente destacables los espacios interiores, en los que se conserva parcialmente la rica decoración de la sala de juntas del banco.

El posible desembarco de Mango en la zona comercial más cara de la calle Corrida, donde tienen una presencia hegemónica desde hace años las marcas de Inditex, forma parte del proceso de expansión que la marca de moda española ha llevado a cabo desde sus inicios. La pugna entre los dos titanes de la moda española para ganar visibilidad en los principales mercados nacionales e internacionales no ha sido un caso aislado en Gijón. En Madrid la firma catalana también acaba de adquirir dos edificios bastante emblemáticos. Uno de ellos, de 8.100 metros cuadrados en la conocida como 'Milla de oro' de la capital española, en pleno barrio de Salamanca, y muy cerca de la que será la tienda más grande de Zara en España. También ha cerrado un acuerdo en fechas muy recientes para comprar la antigua sede de la caja BBK en la Gran Vía bilbaína.

Todas estas futuras aperturas de postín además refuerzan la nueva idea de tienda megastore, puesta en marcha por Mango recientemente, que ofrece en un mismo espacio comercial todas las líneas de ropa que posee en este momento en el mercado: Mango, la enseña masculina H. E. by Mango, la de accesorios Mango Touch, la infantil Mango Kids; Mango Sport&Intimates, de ropa interior y prendas deportivas, y Violeta by Mango, la última en ser lanzada y destinada a mujeres de tallas grandes.

La firma de moda fundada por el empresario de origen turco afincado en Barcelona, Isak Andic, cuenta en este momento con más de 2.700 tiendas repartidas por 106 países.

Amplia presencia

Mango tiene presencia en la ciudad, al margen de la futura apertura, con un outlet en Tomás Zarracina y una tienda en el Centro Comercial Los Fresnos. El último proyecto empresarial de Inditex en la ciudad fue la puesta en marcha, en diciembre de 2012, del Zara Home del Parchís. En 2013 no abrió ningún establecimiento nuevo, pero sí cerró el pasado verano el Uterqüe que tenía en el número 42 de la calle Corrida.

Con todo, el grupo empresarial propiedad de Amancio Ortega paga el alquiler comercial más caro de Gijón con los 24.000 euros al mes (300.000 euros al año) que tiene contratados por el arrendamiento del local que ocupa la tienda de Bershka, en el número 37 de la calle Corrida.

En Tuenti
Mango ultima la compra de la antigua sede de Banesto en Gijón por seis millones de euros

Vista de la antigua sede central

de Banesto en Gijón, en el

número 28 de Corrida, objeto

de deseo comercial. :: JORGE PETEIRO

Videos de Local
más videos [+]
Local



El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.