El gran renovador

Ángel González
ÁNGEL GONZÁLEZGijón

Se nos ha ido un gigante de la política asturiana. Un hombre de una ideología social renovadora bien marcada, que toda su vida, desde su época estudiantil hasta ayer se dedicó de lleno a luchar por transformar la sociedad allá en el sitio donde estuviera en ese momento. Vicente Alberto Álvarez Areces, Tini Areces, combatió el régimen franquista, hizo frente al carrillismo en el partido comunista de los setenta, luego se convirtió en el contrapeso del villismo en el socialismo asturiano desde su feudo gijonés y en los tiempos que ahora corren de sanchismo formó parte de los barones contrarios al rumbo adoptado por el partido.

Tini Areces, en ese sentido, fue siempre un contestatario, quizás influido por su capacidad arrolladora para generar ideas y promover cambios, cuanto más vertiginosos mejor, como los grandes líderes políticos que fueron haciendo historia en esta región.

Fue precisamente esa capacidad la que llevó al propio partido a convertir a Areces en un rescatador. Lo hizo en dos ocasiones. En 1987 cuando el PSOE gijonés logró convencer a aquel profesor de matemáticas procedente del comunismo para enfrentarse al exalcalde e histórico socialista José Manuel Palacio en las primarias para encabezar la lista a la alcaldía de la ciudad. Y en 1999 cuando fue proclamado candidato a la Presidencia del Principado para recuperar el gobierno regional de la mano de un partido dominado por el sindicato minero que necesitaba recuperar credibilidad y espacio institucional en medio de una crisis mayúscula.

Tini Areces gobernó veinticuatro años. Doce como alcalde de la mayor ciudad de la región y otros doce al frente del Ejecutivo de la comunidad autónoma. Ha sido el mandatario regional que mayores transformaciones realizó desde las administraciones que dirigió. Fue un gigante de la política, pero también el gran modernizador de Gijón y Asturias. La villa que lo vio nacer y la región por la que tanto trabajó disfrutan ahora de su legado.

 

Fotos

Vídeos