Cabo Noval se prueba ante el fuego

Los bomberos sofocan los rescoldos del incendio en el acuartelamiento asturiano. / FOTOS: CABO NOVAL
Los bomberos sofocan los rescoldos del incendio en el acuartelamiento asturiano. / FOTOS: CABO NOVAL

El acuartelamiento pone en práctica sus protocolos ante un incendio forestal simulado

ANA RANERANOREÑA.

El incendio comenzó en el monte y poco a poco se fue acercando al cuartel, al que llegaron por la zona sur. Las llamas se extendieron rápidamente en dirección norte y se propagaron hacia el interior de Cabo Noval. Y todo funcionó. Se trataba de un simulacro en el que se pusieron a prueba los protocolos de actuación ante el fuego de estas instalaciones. Entre ellos, los que rigen la colaboración entre las Fuerzas Armadas y los servicios de Emergencia del Principado. Además de evitar que el fuego se propagara por todo el acuartelamiento y provocara víctimas, también entraba en juego la protección medioambiental. No en vano, «preservar la riqueza forestal y la fauna» del campo de maniobras y tiro que rodea al cuartel es una de las metas que se marca el Ministerio de Defensa.

Los equipos de primera intervención abrieron la lucha contra las llamas. Lo intentaron con sus propios medios, pero el incendio era demasiado intenso. Tuvieron que pedir ayuda. Lo hizo el representante militar delegado, que alertó al 112 para recabar la colaboración de Bomberos de Asturias y la Guardia Civil de Noreña. Los bomberos reforzaron al equipo militar con ocho efectivos, dos camiones autobomba urbana y uno más forestal, dos vehículos ligeros de mando y un helicóptero de extinción de incendios forestales.

Puesto de socorro

No se olvidaron de establecer un puesto de socorro, donde atender a los posibles heridos y garantizar su evacuación en las mejores condiciones. Labor para la que se contó con Transinsa (Transporte Sanitario de Asturias), que desplazó a la zona varias ambulancias de distintos tipos y técnicos de emergencias, así como un enfermero y un médico.

En el simulacro se pusieron en marcha los procedimientos marcados en el plan de autoprotección del acuartelamiento en colaboración con la Guardia Civil, Bomberos de Asturias y la Fundación del Transporte Sanitario de Asturias.