Alertan de un posible acoso escolar a una niña de doce años en La Felguera

El entorno de la menor asegura que sufre agresiones físicas y amenazas y pide al centro que active el protocolo de actuación

MARTA VARELA LANGREO.

Tiene 12 años, cursa sexto de Primaria en un colegio público del distrito langreano de La Felguera, pero no es feliz. Sus notas han empeorado, se siente sola y ya no quiere ir a clase. Ha cambiado sus deberes y sus distracciones por un tratamiento médico y psicológico. La causa, un presunto caso de acoso escolar que la familia ya ha puesto en conocimiento de la dirección del centro, a la que piden que active el protocolo de actuación establecido por la Consejería de Educación.

El entorno de la menor asegura que lleva meses sufriendo las actitudes de sus compañeros. «Son agresiones físicas continuas, empujones en la fila, amenazas con pegarle puñetazos, violarla, e insultos. Solo le dirigen la palabra para intimidarla». Y cuentan que la situación se viene dando desde el pasado curso, pero ha ido a peor desde que comenzó este.

Explican que la directiva les ha pedido partes médicos en lo que consideran «ausencias a sus clases y amenazan con poner las mismas en conocimiento de la inspección de Educación». Según han explicado fuentes cercanas a sus familiares a EL COMERCIO, «sus progenitores sí han justificado cada una de sus faltas con informes sanitarios, pero desde el centro no buscan un entendimiento ni proponen soluciones para acabar con este problema».

Los padres de la alumna también informaron este mismo mes del caso a la propia consejería y no descartan interponer una denuncia en la Fiscalía del Menores, así como una querella ante el Juzgado de Instrucción de Langreo. Mientras, confían en que el colegio tome cartas en el asunto y active el protocolo contra el 'bullying' «en defensa de los intereses y la integridad de la menor».

Las consecuencias de los continuos ataques de sus compañeros han hecho que la niña, según su entorno, «pierda rendimiento académico de una forma alarmante. Ha pasado de sacar unas notas de sobresalientes y notables o no llegar al 4,5 de media». No solo eso, también inciden en que «le ha afectado a la salud, tanto física como mental. Ahora se encuentra en tratamiento médico» y subrayan que cuentan con informes y demás documentos que acreditan la situación que atraviesa para aportarlos al expediente.

El último protocolo de actuación ante situaciones de posible acoso escolar elaborado por la Consejería de Educación y presentado el pasado mes de marzo, recoge que desde el momento en que la dirección de un centro educativo público o concertado tiene conocimiento de un presunto caso de acoso escolar, tendrá cinco días lectivos como máximo para dirimir si hay indicios que sostengan esa denuncia o, por el contrario, se trata de un hecho aislado. De confirmarse, deberá ponerse a trabajar para, en quince días como máximo tener diseñado un plan de actuación que incluirá las actuaciones propuestas con la víctima, los causantes del acoso y los testigos.

 

Fotos

Vídeos