Caso se pone Asturias por montera

El polifacético Rodrigo Cuevas apareció sobre el escenario de Campo de Caso con su clásica montera picona y madreñas. / FOTOS: J. C. ROMÁN
El polifacético Rodrigo Cuevas apareció sobre el escenario de Campo de Caso con su clásica montera picona y madreñas. / FOTOS: J. C. ROMÁN

Rodrigo Cuevas revolucionó al personal con su concierto final en una intensa jornada | El capital del concejo hizo gala de su artesanía, de la belleza de su paisaje y de una rica gastronomía, con el queso casín como gran protagonista

MARTA VARELA CAMPO DE CASO.

Llegar a Caso resultaba ayer complicado desde primera hora. Y no por el argayo que incomunicó el concejo en primavera, que quedará siempre en el recuerdo, sino por los miles de visitantes -asturianos y viajeros de otras comunidades- que acudieron durante toda la jornada a celebrar el Día de Asturias en la capital del concejo, El Campu. En pleno corazón del Parque Natural de Redes, la oferta para pasar el día ofrecía diferentes opciones. Desde el mercado tradicional a la feria de productos asturianos -los vendedores tuvieron que reponer producto de sus estands en varias ocasiones-, la música tradicional, los talleres, la muestra de los oficios y el esplendoroso remate final de un agitador folclórico famoso en el mundo entero: Rodrigo Cuevas. Ayer en Caso había de todo para no aburrirse.

Uno de los espacios más concurridos fue precisamente el dedicado a los juegos tradicionales, pensado para los más pequeños pero que finalmente disfrutaron todos los públicos. Pocos se resistieron a no probar los zancos, a jugar a la rana o a intentar golpear la llave.

Gran aceptación tuvo también la 'masterclass' de escanciado de sidra, animando al público a especializarse en una de las actividades más asturianas, como es «escanciar un buen culete de sidra».

La oferta de actividades fue del gusto de los presentes. Desde Navia, María Argüelles llegó con su familia porque «nos gusta celebrar el Día de Asturias y este año dudamos un poco para venir, pero estamos encantados con Caso y prometemos volver porque nos está gustando todo». Con una gran dosis de añoranza acudieron también un grupo de argentinos, que llevan varias semanas por Asturias rememorando sus orígenes. Entre ellos, estaba un casín, Pepe Rodríguez Marcos, natural de Bezanes. «Llevó más de 67 años en Argentina recordando a Caso y estar aquí hoy es un privilegio que me deparaba la vida». Con la misma ilusión habló de Caso una argentina con ascendencia gallega, María Esther Pérez, para quien «es una gran emoción estar aquí. Es la primera vez que venía a Campo de Caso y es algo que hay que vivirlo, me encantó todo. Ahora solo pienso en volver», dijo.

La noche tuvo como plato fuerte la actuación del siempre polifacético y agitador mediático Rodrigo Cuevas, que animó al numeroso público a disfrutar con sus canciones. Con montera picona y madreñas se subió al escenario para encandilar al auditorio con temas tradicionales que fueron coreados por los asistentes, entregados en todo momento a un espectáculo que no defraudó.

Pero fueron los asturianos anónimos los verdaderos protagonistas de esta festividad, aunque los representantes políticos tampoco quisieron dejar pasar la oportunidad de acudir al concejo casín, aunque fuese por unas horas, a disfrutar del Día de Asturias.

Así los anfitriones, el equipo de gobierno socialista, estuvo capitaneado por su alcalde, Miguel Ángel Fernández, quien recibió a mediodía a los representantes del Principado. Acudieron la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, y el consejero de Empleo, Industria y Turismo Isaac Pola. Junto a ellos, los alcaldes de los concejos vecinos de Sobrescobio y San Martín del Rey Aurelio, y de otros más lejanos como de Cabranes, con la presencia del primer edil Gerardo Fabián.

Carne, queso, caza y paisaje

La consejera destacó la alegría de los casinos por ser los anfitriones del Día de Asturias y destacó «su carácter acogedor y hospitalario». No obvió el argayo y felicitó a los vecinos porque «superaron esa incomunicación con rapidez y, sobre todo, porque hoy (por ayer) toda Asturias pone sus ojos en Caso, donde la naturaleza cobra un gran protagonismo». Insistió en que «esto es una representación de Caso, un concejo con una gran personalidad, que produce carne asturiana, de su raza autóctona, un queso de gran fuerza y donde la caza es de gran importancia, pero que también orienta su actividad hacia el futuro con una apuesta por el turismo». «Merece la pena venir a Caso cualquier día del año, un concejo no muy conocido incluso por los propios asturianos», resaltó Álvarez.

Especialmente satisfecho se mostró el diputado de IU, Ovidio Zapico , impulsor de la petición al Gobierno del Principado de que Caso fuese sede del Día de Asturias para aliviar las pérdidas sufridas por la incomunicación por argayo. Zapico remarcó que «IU está muy satisfecha por que Caso acoja esta fiesta civil que representa a muchos asturianos, una jornada de reflexión del compromiso del Principado con el medio rural, aquejado de muchos problemas de comunicaciones, la brecha digital y de la despoblación».

Un mundo rural que tuvo una férrea defensa en el alcalde de Caso, que resaltó que «podemos presumir de paisaje y de paisanaje, intentamos que esta fiesta sea un homenaje a la gente que puebla y sustenta el mundo rural asturiano».

Un lujo de concejo y de organización. Las celebraciones continuarán hoy. El mercado y la feria de productos asturianos seguirán ofertando sus productos. También habrá juegos tradicionales, deporte asturiano, música, folclore, comercio y hostelería con productos de calidad. La prueba del queso casín causó sensación por su gran sabor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos