«Estoy encantada, no por el premio, sino por cómo son los Reyes»

Marigel Álvarez, ante los Reyes. :: CASA REAL/
Marigel Álvarez, ante los Reyes. :: CASA REAL

«Sabían con quién hablaban», señala Marigel Álvarez, que en los años 80 recuperó el Queso Casín dotándolo de un sabor más suave para facilitar su comercialización

JOSÉ L. GONZÁLEZ

Dos semanas hace ya que los asturianos Marigel Álvarez y Elías Suárez sabían que tenían una cita con Felipe VI. Una llamada de Casa Real sirvió para informarles de que habían sido elegidos, junto a otras 39 personas de todas las comunidades de España, para que en su pecho luciera la condecoración de la Orden del Mérito Civil. Un galardón que recibieron ayer en el Palacio Real y que dejó a ambos con una sensación de orgullo, emoción y agradecimiento que aún les acompañará un tiempo. «Estoy encantada, y no por que me dieran este premio, sino por cómo son los Reyes», señaló Marigel Álvarez tras vivir dos jornadas de puro sueño.

La aventura de la mujer que reinventó el Queso Casín y del hombre que lleva 16 años velando por uno de los animales más significativos de Asturias como vigilante de la Fundación Oso Pardo comenzó el martes, con una visita al Palacio Real. Allí ensayaron la ceremonia que se celebró ayer, una jornada de la que solo dejan halagos para el equipo de protocolo de Casa Real.

Elías Suárez recibe su condecoración.
Elías Suárez recibe su condecoración. / CASA REAL

No hubo sustos por los nervios, solo emoción por el premio y por conocer a los Reyes y a sus hijas, la Princesa de Asturias y la infanta Sofía. «El Rey me preguntó si sabía si los osos del Pirineo eran de la Cordillera Cantábrica», señaló Elías Suárez, quien en 2011 salvó a una osa de una muerte casi segura tras encontrársela herida cerca del pueblo cangués de Larón.

Más información

«La seguí y acabé poniéndome delante de ella hasta que llegó el operativo de rescate», recuerda este hombre, que agradece el premio y se muestra «orgulloso de haber ido en representación de Asturias y de la gente que trabaja por el campo, la naturaleza y la biodiversidad».

También para Marigel Álvarez hubo preguntas, en este caso de la Reina Letizia sobre sus hijas. «Sabían con quién hablaban», señala esta mujer que en los años 80 recuperó el Queso Casín dotándolo de un sabor más suave para facilitar su comercialización y logrando, tras mucho trabajo, la Denominación de Origen Protegida para esta variedad quesera.