Genaro Alonso rechaza una EBAU única en todo el país por «innecesaria»

Genaro Alonso rechaza una EBAU única en todo el país por «innecesaria»
PABLO LORENZANA

«Somos muy obedientes y aplicamos la normativa estatal estemos o no estemos de acuerdo», afirma el consejero de Educación

AGENCIASOviedo

El consejero de Educación, Genaro Alonso, ha incidido este jueves en que Asturias se aplica adecuadamente la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) que reguló el PP en 2016 a través de un real decreto y se ha mostrado contrario a que esta prueba sea la misma en todo el país. La realización de una prueba de acceso a la universidad a la misma hora, el mismo día, igual para todo el país y diseñada para todo el país supondría, según el consejero, «una invasión de competencias autonómicas», además de ser algo «innecesario» que podría tener un efecto catastrófico para los estudiantes.

Alonso respondía este jueves en el pleno de la Junta General del Principado a una pregunta formulada por el diputado popular David González Medina, partidario de que la EBAU sea una prueba única en todo el país y no que sea comunidad autónoma la que, en colaboración con sus universidades, diseñe esa prueba. Para el parlamentario popular, no tiene sentido que las comunidades autónomas que obtienen peor resultado en el informe Pisa sobre calidad educativa son las que tienen mejor resultado obtienen luego en la EBAU, «un desfase que castiga la igualdad de oportunidades y a los asturianos».

El consejero ha señalado que la EBAU puede considerarse como una prueba única ya que, aunque sea de competencia autonómica, sus características, contenido y diseño está detallado en el real decreto de 2016. Ha recordado que en el Ejecutivo autonómico son «muy obedientes» y aplican la normativa estatal «estemos o no estemos de acuerdo» y ha insistido en que «no es necesario invadir ámbitos competenciales de las autonomías, porque en Asturias lo hacemos razonablemente bien»

Ha incidido en que en Asturias se aplica adecuadamente y que si hay problemas derivados de una mala aplicación de la norma, la Alta Inspección Educativa tiene competencias para hacerla cumplir adecuadamente.