Ábalos reclama el apoyo de los puertos, los empresarios y las administraciones al proyecto del Corredor Atlántico

Ábalos reclama el apoyo de los puertos, los empresarios y las administracionesGráfico

El ministro de Fomento apela a la «responsabilidad y la estabilidad institucional» para ampliar el proyecto

M. A. MENÉNDEZ

José Luis Ábalos, ministro de Fomento, busca la implicación de empresarios, puertos, administraciones y la sociedad en general para que llegue a buen puerto el proyecto del Corredor Atlántico. Ayer no tuvo problemas en asegurar que «necesitamos la iniciativa privada para cumplir los objetivos». Y entre ellos está potenciar las terminales ferroviarias y portuarias.

Esta mejora en la infraestructura ferroviaria redundará, según el ministro, en tener mejores armas para luchar contra el reto demográfico. Por ello «mejorar la complementariedad entre lo público y lo privado» es otro de los aspectos que planteó, al tiempo que aseguró que «a los empresarios les corresponde crear la actividad económica que dé uso a estas infraestructuras».

El caso es que para el año 2030 el Corredor Atlántico ha de tener todas sus vías electrificadas, para conseguir la mayor flexibilización, e implantados los sistemas de seguridad europeos ERTMS. La red deberá soportar unos trenes de mercancías de 22,5 toneladas por eje, una velocidad de cien kilómetros por hora y apartaderos para trenes de 750 metros de longitud. Según explicó Javier Izquierdo, secretario general de Infraestructuras, «actualmente solo faltan el ERTMS y que puedan circular trenes de 750 metros, para lo que contamos con el Plan de Actuación de Apartaderos. Y todo ello, a medio y largo plazo, con ancho de vía estándar».

En cualquier caso, será necesario esperar a que la Unión Europea admita la modificación del Corredor Atlántico presentada por España y que supone que las comunidades por las que discurre concentran el 18,28% de la población y el 16,93% del Producto Interior Bruto nacional. Además, no solo incluye el ramal del noroeste, sino también hacia el Sur, hacia Andalucía. Por ello, se crean nuevos nodos de transporte en Huelva, Sevilla, Cádiz, León, Orense, Vigo, La Coruña, Gijón y Zaragoza.

Según indicó la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, este proyecto «orienta el esfuerzo inversor a las necesidades que demanda la sociedad y creemos que en esta materia el ferrocarril es fundamental». Es más, considera que los próximos cinco años serán fundamentales para el desarrollo del Corredor Atlántico, dentro de un transporte modal eficiente y sostenible, con una mejora de la eficiencia de en torno al 25%, según los cálculos del Ministerio de Fomento.