Los médicos piden inversión y personal para «salvar la Atención Primaria»

Los médicos piden inversión y personal para «salvar la Atención Primaria»

«Esta especialidad se nos muere», asegura el sector, que reclama actuaciones «urgentes para acabar con la sangría de trabajadores»

S. G. A. / AGENCIAS GIJÓN / MADRID.

«Estamos enfadados. Los médicos están quemados. La situación de la Atención Primaria puede dar lugar a su desaparición. Atención Primaria se nos muere, por lo que necesitamos medidas urgentes, sí o sí». Estas palabras, pronunciadas por el vicesecretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos, ponen voz al malestar de los profesionales de este sector. Un malestar que ayer pusieron sobre la mesa a través de una serie de reivindicaciones dadas a conocer en una rueda de prensa en Madrid. El Foro de Médicos de Atención Primaria lanzó un SOS. Reclaman «treinta medidas urgentes para salvar» este servicio. Se lo exige tanto al Ministerio de Sanidad como a las comunidades autónomas. La supervivencia de Atención Primaria, advierten, está en juego.

Las ocho organizaciones que forman el Foro de Atención Primaria advirtieron de que no descartan medidas «que llamen más la atención» si no se cumplen sus peticiones. Reclaman que se pongan en marcha una treintena de medidas y aunque celebraron la aprobación del marco estratégico para impulsar esta especialidad por parte del ministerio, creen que de poco servirá si no se tienen en cuenta otras cuestiones.

Así, reclaman que se dote a Atención Primaria del equivalente al 25% de lo que se destina a todo el presupuesto de Sanidad. El próximo año un 20% y que vaya incrementándose a lo largo del siguiente lustro hasta alcanzar ese 25%. Si no se aumenta la dotación presupuestaria «es imposible» alcanzar los objetivos expuestos en el marco estratégico, remarcó el presidente de la Organización Médico Colegial (OMC).

También piden recursos humanos para evitar la «sangría» que padece esta especialidad sanitaria. «Primaria se está desangrando porque los profesionales huyen hacia otros ámbitos de la Sanidad», lamentó la presidenta de este foro médico, Concepción Sánchez Pina. Entre los objetivos de estos profesionales está limitar el número de pacientes por médico a 1.500 y a 1.000 en el caso de los pediatras, garantizar que las citas médicas no urgentes se den en menos de 48 horas o retribuir con un 15 % más a los profesionales que ocupen plazas de especial dificultad para cubrir.

«El problema del documento de Sanidad es que no va acompañado de presupuesto», dijo Sánchez Pina, presidenta de la Asociación Española de Pediatras de Atención Primaria, quien dijo que no se podrán cumplir los objetivos planteados si no es a consta de prolongar las jornadas de los profesionales.

Por su parte, la presidenta de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, María Fernández García, reclamó 4.350 millones de euros para esta especialidad de aquí a cinco años, de los que 2.850 millones deber ir destinados al gasto de personal, 1.250 millones en mejoras de infraestructura y 250 millones a equipamientos. Todo ello para evitar que se cumplan las previsiones que apuntan a que en 2030 habrá un déficit de 6.000 médicos de Atención Primaria en España.

El vicesecretario general de la Confederación Estatal Sindicato Médicos (CESM), Gabriel del Pozo, aseguró que para cumplir con los cupos de 1.500 pacientes de médico y 1.000 por pediatra, harían falta al menos 2.200 médicos más de los que hay en la actualidad y 300 pediatras.

Cupos en Asturias

En el Principado, en cinco de las ocho áreas sanitarias ya no existen cupos por encima de las 1.500 cartillas, aunque estos aún se mantienen en centros de salud de Oviedo y Gijón, así como en el de Sabugo, en el Área Sanitaria III (Avilés), donde hay en concreto un cupo con 1.588 pacientes.

Para ir adecuando la cifra máxima de cartillas por profesional, y a partir de la aprobación de la plantilla orgánica, Sanidad creará ocho plazas de médico de equipo de Atención Primaria en el Área IV, puestos que se sumarán a los seis recientemente aprobados para el Área V. En total, de este modo, sumarán catorce médicos de familia que permitirán desdoblar los actuales cupos y rebajar así la presión asistencial en las consultas. Tras su incorporación, todavía quedarán una decena de equipos de Atención Primaria con cupos por encima de ese límite de 1.500 pacientes.