«No debería existir ni una víctima más»

En el centro la alcaldesa de El Franco, Cecilia Pérez, rodeada de representantes políticos y vecinos. / FOTOGRAFÍAS: DAMIÁN ARIENZA
En el centro la alcaldesa de El Franco, Cecilia Pérez, rodeada de representantes políticos y vecinos. / FOTOGRAFÍAS: DAMIÁN ARIENZA

La sociedad asturiana se vuelca con la memoria de Yésica Menéndez en una concentración en La Caridad

E. F. / D. S. F. LA CARIDAD.

La sociedad asturiana acudió ayer de forma multitudinaria a la concentración en repulsa del asesinato de Yésica Menéndez Fernández, en la que se guardó un minuto de silencio en memoria de la víctima. Vecinos, amigos y políticos de diferentes administraciones quisieron arropar a la familia de Yésica. Lazos morados y pancartas con lemas como «ni una menos» o «no más violencia de género» fueron enarbolados ayer en La Caridad, cuyos vecinos expresaron su repulsa por lo sucedido.

En el acto, que llenó la plaza de España, la edil de Igualdad, Victoria Zarcero, leyó un comunicado conjunto de las tres administraciones, Delegación del Gobierno, Ejecutivo autonómico y Consistorio. Un texto con un claro mensaje: «Que todo el mundo tenga claro que el único culpable de lo que ha ocurrido es él».

La alcaldesa de El Franco, la socialista Cecilia Pérez, mostró su malestar ante la tercera víctima de violencia de género en la región en lo que va de año. «No voy a hablar de números porque todos sabemos que no debería existir ninguna víctima de violencia de género», dijo la regidora en un discurso lleno de interrogantes «¿Por qué esa compañera que te enamoró, con la que decidiste compartir tu vida, que es la madre de tus hijos, diariamente recibe tu desprecio, tus broncas, tus críticas o incluso tus insultos?», apuntó. La edil insistió en que las mujeres «nos queremos libres, porque nos queremos vivas». «Va por ti, querida Yésica» fueron las palabras con las que finalizó el discurso. Un fuerte aplauso de los asistentes cerró el acto.

Entre los políticos asistentes a la concentración de repulsa se encontraba la delegada del Gobierno, Delia Losa, quien manifestó que este asesinato, «es tremendo es un drama de la sociedad que no debemos tolerar», dijo. «No sé que podemos hacer, desde luego la educación es fundamental».

«No sé cuál puede ser el motivo que conduce a un hombre a acabar tan cruelmente con la vida de una persona que supuestamente ha querido», planteó. El presidente de la Junta General del Principado, Pedro Sanjurjo, también cargó contra la violencia de género en una jornada triste para Asturias. «Es una enfermedad, enfermedad social, es un problema que deriva de un comportamiento asocial, de personas que no son capaces de entender que la mujer no es propiedad del hombre», aseguró. Sanjurjo hizo hincapié en que «la mujer tiene los mismos derechos que el hombre para elegir su camino en caso de que quiera dejar la convivencia».

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, expresó ayer su solidaridad con la familia y amigos de Yésica y reafirmó la intención de su Gobierno de seguir trabajando para erradicar «el machismo criminal».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos