Las ovejas de la cabalgata de Reyes de Gijón, víctimas del lobo en Piloña

Una de las ovejas atacadas por el lobo en Piloña. /JUAN LLACA
Una de las ovejas atacadas por el lobo en Piloña. / JUAN LLACA

«Este año cumplimos 22 participando, pero no sabemos de dónde sacaremos los animales con tan poco tiempo», lamentan los propietarios de los animales

LUCÍA RAMOS

Un nuevo ataque del lobo ha sacudido, esta vez, a una pequeña ganadería piloñesa. A escasos metros de la localidad de Lozana, Loli Bermúdez y Víctor Molina comprobaban desolados esta mañana cómo los cánidos habían acabado con seis de las ovejas de sus hijos, dejando heridas a otras cinco, de las que los ganaderos temen que «habrá que sacrificar a dos o tres, pues parece que no tienen solución».

Se da la circunstancia de que esta familia lleva más de dos décadas participando con algunos de sus animales en la tradicional cabalgata de Reyes de Gijón. «Este año cumplimos 22 llevando nuestros carros, ovejas, vacas y burros, pero no sabemos cómo lo vamos a hacer, pues apenas nos quedan cinco ejemplares y están muy estresadas», lamentaban los piloñeses, sin poder apartar la vista de sus animales muertos. «Ya nos pasó algo similar hace seis años, cuando el lobo se comió a nueve ovejas, dejándonos solo tres o cuatro. Entonces tuvimos que ir corriendo a la feria de Santa Lucía, en Posada de Llanes, a comprar más, pero esta vez la feria ya pasó y no tenemos ni tiempo ni lugar donde adquirir más», indicó Molina.

La situación, aseveró su mujer, no es nueva. «Todos los años pasa algo. Si no es a nosotros, es a algún vecino, y si no te las matan, desaparecen y no hay forma de cobrar los daños», criticó, e hizo un llamamiento a las administraciones para reclamar un mayor apoyo para el sector. «Los animales son nuestra vida, no los maltratamos, los cuidamos. Cuando sufren es cuando el lobo los come o los deja malheridos», aseveró.