«No repetiría en un cuatripartito con los mismos actores, imposible»

Javier Ardines en la playa del Sablón, en Llanes. / JUAN LLACA
Javier Ardines en la playa del Sablón, en Llanes. / JUAN LLACA

Javier Ardines, concejal de Playas y Personal de Llanes: «Con las presiones urbanísticas que hay, dudo que las posturas sobre el PGO de los tres partidos que firmaron el acuerdo sean las mismas»

GLORIA POMARADA LLANES.

A un mes para la temporada estival, doce para las elecciones y el mismo estrecho margen para la tramitación del Plan General de Ordenación (PGO), los tiempos marcan el futuro del Ayuntamiento de Llanes y las concejalías que dirige Javier Ardines (Halle, Bélgica, 1966). Si algo tiene claro el también portavoz de Izquierda Unida -formación que recuerda fue «invitada» al cuatripartito- es que después de 36 años en política, su futuro está lejos de ella.

-Prevé otro verano de «caos» en los aparcamientos de las playas. ¿Qué alternativas exploraron a lo largo del año?

-Llevo tiempo diciendo que la solución no puede pasar únicamente por las iniciativas del Ayuntamiento, tiene que ser una actuación conjunta de las tres administraciones competentes, que son también Demarcación de Costas y la CUOTA. No es una problemática que se dé solo en Llanes, es de todos los ayuntamientos costeros. En estos tres años de legislatura, los intentos de habilitar aparcamientos son un problema tras otro. Tuve que pasar hasta por sede judicial por habilitar una aparcamiento en una antigua escombrera en el entorno de los Bufones para proteger el entorno. Curiosidades de la política

-Otra curiosidad se dio en el último pleno, cuando todos votaron a favor de modificar la ordenanza de aparcamientos y chiringuitos y usted se abstuvo. ¿Qué falta en esa regulación?

-Ya en la primera sesión plenaria en la que se votó me abstuve con el mimo argumento. Una administración local no puede invadir competencias de otras. Esa modificación no deja de ser un parche, echo de menos que cuando se delimita un espacio protegido se diga dónde empieza y dónde finaliza. Sin ordenanza clara, las distintas solicitudes de iniciativa privada se dejan al criterio del político de turno.

-¿En qué ha quedado el proyecto de la playa para perros?

-Cuando se toma esa iniciativa, no por voluntad propia porque yo soy reacio, se intentó que la playa tuviese ciertas características, como que una vez a la semana el mar subiese y limpiase el arenal completamente. Curiosamente no tenemos de ese tipo de playas. Se buscaron alternativas de playas más favorables a esas condiciones higiénicas, San Antolín y el puerto de Niembro. La respuesta de los vecinos fue clara: no quieren perros en las playas.

-Da por sentado que el PGO no saldrá adelante esta legislatura. ¿Qué pasa si al día siguiente de las elecciones entra otro gobierno?

-Los mismos que forman el equipo de gobierno actual, los tres que firmaron el acuerdo, dudo mucho que con las presiones que hay en materia urbanística los posicionamientos sean los mismos. Me refiero a hechos como lo que hizo el Partido Popular durante años donde gobernó, nada tiene que ver con las líneas del plan que se están dando. La línea del PSOE es clara, lo mostraron en 28 años de gobierno.

-¿Hay 'postureo' en el propio cuatripartito en la defensa de las líneas estratégicas?

-Sí, muy claro. Me remito a las declaraciones que va haciendo la portavoz de Foro, que dice que esto son líneas, que no hay nada definido. Quienes piensan que hay que dar un discurso de cara a contentar a los vecinos están en una situación difícil, porque un día tienen que decir una cosa y al siguiente la contraria.

-La participación que defienden no es tal para sectores como el turístico o los constructores.

-Se equivocan, al igual que algunos cargos políticos, al pensar que un PGO es únicamente dónde se construye y cómo se construye. Quienes ahora hablan en nombre de los constructores piensan que por el mero hecho de estar asociados tienen un privilegio a la hora de decidir y no es así. Un vecino tiene el mismo derecho a opinar.

-¿Qué pasará con las playas? Apunta el documento de prioridades a «cargas máximas»...

-Hay un hecho que estamos notando, que hay una afluencia turística hacia el Norte por el cambio climático y porque el Sur ya no aguanta. ¿Cómo limitas eso? Llanes, 'capilla sixtina' del turismo en Asturias, se debe preparar a nivel de servicios: no solo aparcamientos, abastecimiento de agua.

Casos de acoso laboral

-En junio tienen que pasar una inspección de Trabajo por el supuesto acoso a cinco trabajadoras. ¿Qué van a defender?

-No es que haya que defender, nos piden una serie de documentación. Si lo que llega a Inspección es el mismo escrito que activó el protocolo de seguridad y salud es una cosa tan genérica que es muy difícil de defender. Los acosos no están tipificados como colectivos; tendrás que decir por quién y en qué momento. Yo me reuní con las cinco trabajadoras y no fui capaz de escuchar un hecho puntual hacia uno u otro miembro del equipo de gobierno y así es bastante difícil poner cara a la situación y buscar soluciones al problema. Hacer una acusación tan grave, por cuestión de género, en un momento social con la crispación que hay, son cosas muy delicadas. Más si a eso sumamos la acusación que luego hacen tres concejalas del PSOE, afortunadamente los plenos se graban y será la justicia la que tenga que determinar si hubo acoso.

-Acaba de finalizar la mesa de negociación de la Oferta Pública de Empleo (OPE). UGT no descarta acudir a la vía judicial.

-Sería una sorpresa que no lo hiciera. Hay que entender que la mayor parte de los delegados sindicales del Ayuntamiento que formaron parte de esa mesa de negociación son los propios interinos. Me gustaría que los criterios de UGT fuesen iguales en todos los sitios; aquí igualdad, mérito y capacidad suena a acoso.

Diferencias en el cuatripartito

-¿Qué balance hace de estos tres años de gobierno?

-Fueron complejos, ninguno de los cuatro partidos puedan tener un balance positivo al 100% porque cada cual tenemos nuestro programa político y nuestra forma de entender la gestión. Lo que está ocurriendo en Llanes no creo que esté sucediendo en ninguno de los 8.600 municipios, esto es como un experimento. En ciertos momentos fuimos capaces de apartar las diferencias ideológicas. Evidentemente, una cosa es lo que pretendes hacer y después son los resultados. Hay que ser consciente que quien ostentó el poder tantas décadas no quiere soltarlo y que si en las próximas elecciones no vuelven a gobernar, en Llanes el chiringuito se rompe. Es una casualidad seguramente que gran parte de los trabajadores del Ayuntamiento sean militantes del PSOE.

-Se empiezan a vislumbrar las elecciones y cada uno barre para casa. ¿Cómo afectará en un gobierno de cuatro partidos?

-Hay una parte diferenciada clara, más de concepto que de la política que del proyecto. Unos entendemos que estar en política es un servicio a la ciudadanía y otros, a pesar de que dicen eso, demuestran otra cosa muy distinta. ¿Que pueda haber más tensiones a la hora de intentar colgarse medallas? Más imposible, eso fue desde el minuto uno.

-¿Se presentará a las elecciones de 2019?

-Si puedo, no. Son muchos años en política. Con mis errores y mis aciertos, el servicio que hice hasta ahora es más que suficiente.

-Pongamos que se presenta. ¿Repetiría en otro cuatripartito?

-No.

-¿Por qué?

-No con los mismos actores. No, imposible. Una vez puede pasar, segundas experiencias nunca son buenas.

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos