La Princesa Leonor debuta en los Premios Princesa de Asturias

El Rey Felipe VI, la Princesa Leonor, la infanta Sofía y la Reina Letizia, en los Lagos de Covadonga el pasado mes de septiembre. / DANI MORA
El Rey Felipe VI, la Princesa Leonor, la infanta Sofía y la Reina Letizia, en los Lagos de Covadonga el pasado mes de septiembre. / DANI MORA

Zarzuela confirma la presencia de doña Leonor y su hermana doña Sofía en el Teatro Campoamor | Su padre pronunció su primer discurso con 13 años en Oviedo y ella estará el próximo 18 de octubre, a dos semanas de cumplir 14

M. E. ALONSO / M. F. ANTUÑAGIJÓN.

Ya es oficial: el 18 de octubre doña Leonor estará en Oviedo para asistir por vez primera a la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias. Todos los caminos recorridos por la niña conducían a Oviedo en otoño y así será. Tendrá entonces 13 años, pero estará en vísperas de cumplir los 14. No hay más detalles. Ni siquiera en la Fundación Princesa de Asturias, donde saben que la próxima ceremonia de entrega de los galardones será un reto muy especial, tienen claró cómo se producirán los acontecimientos, solo que también su hermana Sofía estará esos días en Oviedo. «Sabíamos que este momento iba a llegar, estamos metabolizando la noticia, empezaremos a organizar, para visualizar y para que esta primera asistencia de la Princesa sea fantástica», afirma Teresa Sanjurjo, directora de la Fundación, que sabe que todo lo que sucederá queda en manos de la Casa del Rey, desde donde siempre se ha tratado con mimo exquito todo lo que tiene que ver con la Princesa, y se diseñará de forma minuciosa su estreno. «Ahora solo nos queda sentarnos a trabajar y coordinarlo todo con Zarzuela», apunta la directora de la Fundación.

De lo que no cabe la menor duda es de que el papel instucional de doña Leonor como heredera de la Corona se refuerza a pasos agigantados y su primera visita oficial a Oviedo, la ciudad natal de su madre, así lo proclama. Desde que recibió el Toisón de Oro de manos su padre, la Princesa ha ido, de forma muy tranquila, teniendo más visibilidad y presencia pública. Y este parece ser ya el último peldaño para que una niña que no tardará en dejar de serlo y a quien se ha formado desde su nacimiento para ello, ocupe un papel institucional relevante.

Será en 2019 y no en 2018 como muchos esperaban. De hecho, el pasado 12 de octubre, en el corrillo que se formó alrededor del Rey tras la recepción que sigue al desfile en el Palacio Real, volvió a formularse la pregunta. La misma que se repetía desde que accedió al trono. «Majestad, ¿acudirá Leonor a la entrega de los Premios Princesa en Oviedo a final de mes? La Princesa tiene más o menos la misma edad que usted cuando presidió por primera vez en el Campoamor...». «Que se tome mi ejemplo no supone que todo vaya a hacerse igual. Todo a su tiempo», respondió don Felipe ante los periodistas.

Y ese momento ha llegado. La princesa Leonor presidirá el 18 de octubre la ceremonia del Campoamor. Ante ese mismo auditorio, en la entrega de los galardones de mayor proyección internacional de nuestro país, el entonces príncipe Felipe fue afianzando su rol institucional. Tenía la misma edad que la Princesa de Asturias. Don Felipe había cumplido los 13 el 30 de enero de 1981. Doña Leonor llegará a los 14 el 31 de octubre.

Quedan aún algunas incógnitas por resolver. La principal, quizás, si la heredera de la Corona pronunciará su primer discurso oficial, que no palabras, puesto que la primogénita de los Reyes ya puso voz al artículo 1 de la Constitución en los actos conmemorativos del cuarenta aniversario de la Carta Magna el año pasado. Se ha dicho, y se sigue diciendo, que el discurso que cada año da don Felipe con motivo de la entrega de estos premios es el más personal de todos cuantos escribe. Y ahí, con sus palabras, ha ido creando un relato que le ha permitido abrirse a la sociedad. Desde las tablas del Campoamor, don Felipe, al tiempo que ha sabido poner en valor los logros y avances de nuestro país de las últimas décadas, también ha sido crítico y contundente con temas tan dispares como el terrorismo, el desempleo o la violencia de género. Y, aunque hoy se desconoce si Leonor hablará o no en la ceremonia, sí es seguro que en algún momento tomará el relevo de su padre para crear su sello propio. Seguirá, como dijo su padre, su ejemplo, pero no tiene por qué hacerse todo igual, de modo que la ruta de doña Leonor será inédita y comienza ahora a trazarse.

Más noticias

Sí se sabe que, en ese periplo, la niña estará acompañada por su hermana, la infanta Sofía, con quien ya en septiembre del año pasado compartió paseo y estreno en una visita oficial a Asturias en el Real Sitio de Covadonga. Ambas hermanas, presumiblemente, serán partícipes de los actos a los que asistan sus padres, que habitualmente acuden al concierto de la OSPA en el Auditorio de Oviedo y visitan el Pueblo Ejemplar de Asturias, que aún no se conoce. En el Hotel de la Reconquista acostumbran a celebrar algunas audiencias y reciben a los galardonados, con quienes posan para la foto de familia. Una vez confirmada su presencia en Oviedo, todo indica que en2019 se captará la primera instantánea de los premiados en el salón Covadonga junto a la Princesa. Pero, como dice Teresa Sanjurjo, ahora hay que empezar a trabajar. Quedan cuatro meses por delante.