Sanidad intensificará los controles para hacer cumplir la ley antitabaco

Antonio Molejón, Juan Roces, José Manuel Iglesias y José Ramón Hevia, antes de su comparecencia por el Día Sin Tabaco. / MARIO ROJAS
Antonio Molejón, Juan Roces, José Manuel Iglesias y José Ramón Hevia, antes de su comparecencia por el Día Sin Tabaco. / MARIO ROJAS

Asume que «hay terrazas que vulneran la norma clamorosamente» y los médicos advierten de que «el tabaco matará a la mitad de los fumadores»

LAURA MAYORDOMO OVIEDO.

Hay un 20% de fumadores asturianos que está convencido de que el tabaco no es perjudicial para la salud. Además de alarmar al colectivo médico, el dato ha servido para convencerse de la necesidad de insistir en el mensaje de que fumar mata. De hecho, en Asturias es la causa directa del fallecimiento de seis personas cada día. Unas 2.365 cada año, de media, como concluye el análisis de los datos recogidos por la Consejería de Sanidad entre 1998 y 2017. Por si las cifras no fueran suficientemente explícitas, el coordinador del grupo de Atención al Tabaquismo de la Sociedad Asturiana de Medicina Familiar y Comunitaria (Samfyc), José Manuel Iglesias, fue ayer contundente: «El tabaco matará a la mitad de las personas que fuman» en el Principado.

Iglesias compareció junto al director general de Salud Pública, Antonio Molejón; el jefe del servicio de Promoción de la Salud, José Ramón Hevia, y el secretario del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Asturias, Juan Roces, con motivo de la celebración, este viernes, del Día Mundial Sin Tabaco. En ese marco, habló de las siete medidas de control del tabaquismo que plantea la Samfyc: desde incrementar los impuestos sobre los productos del tabaco o prohibir y penalizar su publicidad -incluso la encubierta- hasta financiar todos los tratamientos para la deshabituación del tabaco ya que, en Asturias, esa opción solo se contempla en pacientes con determinadas patologías.

Son siete medidas que la administración sanitaria tiene muy presentes. «Coincidimos plenamente», aseguró el director general de Salud Pública. De hecho, apuntó, todas ellas forman parte de las líneas de acción 2019-2020 acordadas con el ministerio. También la de ampliar los espacios sin humo «a otros al aire libre, como centros deportivos y de ocio o vehículos particulares, sobre todo si éstos transportan menores», concretó Antonio Molejón. Para ello, «se valorará si es necesaria una modificación legislativa, como se hizo en 2010, o aprobar un decreto que lo regule».

De momento, lo más inmediato será reforzar el cumplimiento de la normativa en vigor. «Sobre todo en espacios donde se ha constatado un menor grado de cumplimiento, espacios al aire libre, como terrazas, o los recintos de zonas hospitalarias», reconoció. Porque «la normativa está, y ya establece los límites. Lo que es necesario es que se cumpla y se respete». En este sentido, el director general de Salud Pública habló de la necesidad de «intensificar» las inspecciones -tanto por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado como por la propia Agencia de Sanidad Ambiental y Consumo- y llevar a cabo una labor más intensa de «información a los empresarios de hostelería» para que introduzcan las modificaciones precisas para que se pueda fumar en las terrazas. Porque, «en algunas, tal y como están configuradas, se incumple clamorosamente la normativa vigente».

Playas sin humo

El Principado dará a conocer hoy en qué arenales de la región pondrá en marcha el proyecto de 'playas sin humo'. Tal y como adelantó EL COMERCIO, la idea persigue el objetivo de sensibilizar a la sociedad en términos medioambientales y de salud, por lo que no se prohibiría fumar bajo amenaza de sanción.