El tráfico ferroviario con la Meseta, restablecido tras más de cuatro horas

Viajeros del Alvia subiendo a los autobuses en La Robla./E. C.
Viajeros del Alvia subiendo a los autobuses en La Robla. / E. C.

«Esto es el exilio que nos toca vivir a los asturianos. La Robla se está convirtiendo en un lugar de peregrinación casi obligado», dice uno de los pasajeros afectados | Adif ha suspendido todos los trenes de ancho métrico de cercanías en Asturias por el mal tiempo

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La circulación ferroviaria entre Pajares y Navidiello que quedó interrumpida esta tarde por una incidencia derivada de las condiciones meteorológicas, ha sido restablecido tras más de cuatro horas interrumpido. Entre los afectados por este incidente, que interrumpió las conexiones a los trenes entre Oviedo y León, está Publio Lorenzana es uno de los viajeros del primer Alvia. «Llegamos a Villamanín y nos dijeron que había caído un árbol sobre la catenaria, que nos regresarían a La Robla para seguir el viaje a Asturias en autobús», detalla. «Esto es un desastre, media hora estuvimos parados y no es la primera vez que nos pasa en mi familia», lamenta. «Esto es el exilio que nos toca vivir a los asturianos. La Robla se está convirtiendo en un lugar de peregrinación casi obligado», añade Lorenzana

Por otro lado, las intensas lluvias han provocado que Adif adopte una medida extrema: a las 17.30 horas ha decretado la suspensión de todos los trenes de ancho métrico de cercanías en Asturias. La circulación está suspendida en todas las líneas comprendidas entre las estaciones de Muros del Nalón y Ribadesella. Feve por su parte está activando un plan de transporte alternativo, para trasladar a los pasajeros allí donde está pudiendo llegar con autobuses. De momento las rutas que se están pudiendo cubrir son Oviedo-El Berrón, Gijón-El Berrón, Cabañaquinta-Collanzo pero se trabaja a marchas forzadas para ampliar la relación.

Los únicos servicios posibles son los regionales hacia Galicia y Cantabria, desde Muros del Nalón y Ribadesella, si bien son servicios con escasas frecuencias programadas.

A esto se suma que la circulación ferroviaria en la línea de ancho métrico entre San Esteban y Oviedo está interrumpida entre Santa María de Grado y Vega de Anzo por el descarrilamiento de un tren que cubría la conexión Pravia-Oviedo. El incidente ocurrió a las 16.20 cuando se desprendió parte de un talud sobre la vía. En la unidad accidentada iban quince viajeros, sin que se hayan sufrido daños personales, según confirma Feve. Los pasajeros están siendo evacuados del lugar.

También se ha visto interrumpido el tráfico entre Oviedo y Trubia por las condiciones meteorológicas adversas en Trubia. Esta incidencia afecta a la línea RAM de cercanías de Oviedo.

La lista de incidencias en la red ferroviaria de la región incluye también la suspensión del tráfico en la línea de ancho métrico entre Oviedo-Santander por condiciones meteorológicas adversas. Concretamente entre Soto de Dueñas y Arriondas, por lo que se ha puesto en marcha un Plan de transporte alternativo por carretera entre Oviedo y Llanes para las relaciones de media distancia afectadas.

En la línea de ancho métrico Oviedo-Infiesto está interrumpida la circulación entre Meres y Colloto y entre Carancos e Infiesto por una incidencia derivada de condiciones meteorológicas adversas. Se ha establecido un plan de transporte alternativo por carretera entre Oviedo y El Berrón en el primer caso y entre Infiesto Apeadero y Nava en el segundo.

Por otro lado, en el servicio de Cercanías, la líneas C1 y C3, sufre retrasos medios de 20 minutos por una incidencia en la infraestructura en Lugo de Llanera que también podría afectar a la línea C3.