El comité de empresa de la Consejería de Educación pide la dimisión de Genaro Alonso

El comité de empresa de la Consejería de Educación pide la dimisión de Genaro Alonso
PABLO LORENZANA

Habla de «pérdida de derechos, de poder adquisitivo, recortes presupuestarios, amortización de plazas, ostracismo desde la propia Administración o discriminación en el disfrute de las vacaciones»

EUROPA PRESSOviedo

El comité de empresa de la Consejería de Educación y Cultura ha pedido la dimisión del consejero, Genaro Alonso, por la «pérdida de derechos, de poder adquisitivo, recortes presupuestarios, amortización de plazas, ostracismo desde la propia Administración o discriminación en el disfrute de las vacaciones». En una nota de prensa han señalado que la gestión de esta consejería en los últimos años «está tan en entredicho», que hubo «un consejero en prisión y está condenado en la sentencia del famoso 'caso Renedo', en el que se juzgó la posible prevaricación y malgasto del dinero público mientras al personal, año a año, se recortan plazas y se cubren tarde, mal y nunca las bajas y vacantes«.

Durante la gestión del actual consejero, prosiguen, «se acumuló el mayor número de conflictos, huelgas y juicios», sobre todo con los casos de las plazas de Auxiliares Educadores y Fisios, y su «chapuza de contratación», además de «la tardanza en la entrega y la falta de ropa de trabajo en varias categorías».

En este punto se han referido al conflicto en la estación de esquí Valgrande-Pajares, donde los trabajadores hicieron huelga. «Pero este consejero y sus cómplices, además de no tener ni los más mínimos contactos periódicos con los representantes de los trabajadores en el comité, todavía guardaba una sorpresa para despedirse, traslados forzosos de operarias de cinco centros de Gijón, con imposición de criterio, al IES Universidad Laboral, donde no existen plazas en la RPT, para intentar arreglar una chapuza», han criticado.

«Todo este cúmulo de despropósitos y mala gestión, y la impunidad con que lo hacen, trampeando siempre los problemas es un claro ejemplo de cómo no debe llevarse una Administración Pública, por ello, desde el comité de empresa, creemos que es motivación de sobra para pedir la dimisión», han finalizado.