Volotea ofrece doce conexiones desde Bilbao sin subvención

Doce conexiones sin subvención, de ellas seis internacionales, frente a once, de las que solo dos son extranjeras y llevan subvención. Esas son algunas de las diferencias de la oferta Volotea en los aeropuertos de Bilbao, donde abrió en abril de 2018 su segunda base española, y el de Asturias, su base desde 2015.

Para que Volotea se implantara en Asturias, los ayuntamientos de Gijón, Oviedo y Avilés, así como las tres cámaras y la Federación Asturiana de Empresarios (Fade) abonaron 700.000 euros. Bilbao no invirtió un céntimo ni en su base ni en los vuelos.

Así, mientras el Principado tuvo que poner en marcha un concurso de promoción turística con el que paga 3,2 millones a Volotea para que vuele, cada verano, a Venecia y Múnich, Bilbao no desembolsó nada por conectar con Nápoles, Palermo, Venecia, Viena, Malta y Oporto, además de con La Coruña, Alicante, Ibiza, Mallorca, Málaga y Sevilla.

El temor en el sector es que, como el convenio con el Principado concluye en 2019, Volotea abandone el aeropuerto asturiano. Como ya hicieron Air Berlín, Air France, TAP y EasyJet.