El AVE sobrevuela Avilés tras veinte años sin trenes de largo recorrido

Un tren de Cercanías de Renfe pasa bajo la pasarela de acceso al Centro Niemeyer, entre la calle de El Muelle y la ría. /
Un tren de Cercanías de Renfe pasa bajo la pasarela de acceso al Centro Niemeyer, entre la calle de El Muelle y la ría.

La línea San Juan-Avilés-Madrid se canceló en la década de los 90 y apenas hay conexiones de cercanías con los Alvia que llegan a Oviedo

JESÚS GONZÁLEZAvilés

La idea de que el AVE llegue a Avilés vuelve a sobrevolar la ciudad después de casi dos décadas de que desapareciera el último servicio ferroviario de larga distancia y que se acumule más de una década a la espera de que se tome una decisión sobre el proyecto de eliminación de la barrera ferroviaria.

El anuncio de la ministra de Fomento, Ana Pastor, de su disposición a elaborar un estudio sobre la posible llegada del AVE en Avilés ha levantado el escepticismo del Gobierno local y de Izquierda Unida, mientras que en el PP han aplaudido la iniciativa y en Foro se aprestan a recordar que el padre de la idea fue su líder durante su época al frente del mismo ministerio en el Gobierno de José María Aznar. «El Plan de Infraestructuras del Transporte 2000-2010 diseñado por Francisco Álvarez-Cascos contemplaba las líneas de AVE hasta Gijón y Oviedo».

Pero lo cierto es que ya en aquellos años previos al estallido de la crisis económica, la ciudad ya no contaba con un servicio ferroviario de largo recorrido. A mediados de la década de los 90 cubría su último servicio el 'tren correo' San Juan-Avilés- Madrid Chamartín, y ni siquiera se conservaba ya en la ciudad la conexión de Feve con El Ferrol, que desde hace años discurre entre la ciudad gallega y Oviedo.

Ya por aquel entonces, desde diversos ámbitos se manifestó un evidente malestar por la pérdida de conexiones de transporte en la ciudad. El entonces presidente de la Cámara de Comercio, Antonio Sabino, considera casi un sarcasmo que se hable ahora de extender una línea de AVE hasta Avilés cuando desde la entidad «hubo que pelear, en primer lugar, para que pusieran un coche-cama a Madrid, luego un coche con literas, para que al final desapareciera la línea».

Mejoras en el servicio

Hoy en día, opina el expresidente de la Cámara, «ni siquiera hay un enlace de Cercanías ni de Alsa para llegar a Avilés desde Oviedo si se toma el último Alvia procedente de Madrid», y ni siquiera se plantean servicio directos entre Asturias y la capital que eviten el 'fondo de saco' de León, que retrasa el viaje en una media hora. «No me cabe en la cabeza que se esté hablando del AVE cuando se podrían solucionar esas cuestiones», insistió el empresario, quien a ello añadió «la necesidad de que se vea la rentabilidad de la enorme inversión que supondría llevar la alta velocidad a cada rincón de Asturias».

Lo cierto es que esa rentabilidad no aparentaría ser tal, al menos por ahora, a la vista de que Renfe apenas ofrece entre dos y cuatro servicios diarios de Alvia entre Asturias y Madrid, todos con transbordo en Oviedo. Además, el último tren de la capital de España con destino a la ovetense estación del Norte, tiene su llegada a las once y media de la noche, una hora más tarde de que saliera el último Cercanías hacia Avilés y media hora después de que lo hiciera el último autobús.

Con ese panorama delante, el anuncio de Ana Pastor no ha sido tomado muy en serio por el PSOE e Izquierda Unida. «Cuando todavía estamos a la espera de que resuelva la integración de la barrera ferroviaria, cuando ni siquiera se ha desdoblado al completo el trazado de Cercanías entre Avilés y Oviedo, que venga a hablarnos de que el AVE va a llegar a la ciudad no es serio, ni sensato ni gratificante», opinaba ayer el portavoz socialista y secretario general del PSOE local, Luis Ramón Fernández Huerga. «Más parece un intento de distraer la atención de la gente que de buscar soluciones a los problemas prioritarios para Avilés», añadió.

En una línea similar se expresó el portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Alejandro Cueli, quien estima que la ministra de Fomento «se ha sacado un conejo de la chistera» para «dar que hablar y no hacer nada».

«En las circunstancias actuales sabemos que la voluntad inversora del Gobierno de Mariano Rajoy, más allá de rescatar bancos, es nula», afirmó Cueli. Prueba de ello sería, prosiguió, «el hecho de que seguimos a la espera de que resuelva la inversión de la Ronda Norte o de la eliminación de la barrera ferroviaria», toda vez que, sin ambas inversiones resueltas, «difícilmente nos podemos plantear que el AVE llegue a Asturias».

De hecho, el portavoz de IU insistió que el modo en que se produce la propia llegada de la alta velocidad ferroviaria a Asturias «es motivo de un debate abierto en el que se tengan en cuenta las necesidades reales y el impacto económico y ambiental de la inversión», indicó. De ese modo, Cueli se alineó con la idea de buscar alternativas que permitan una buena comunicación de Avilés con la futura terminal del AVE en Asturias.

Sin embargo, en el Partido Popular estiman que ese tipo de respuestas al anuncio realizado la pasada semana por la ministra de Fomento denota «cortedad de miras», según expresó ayer la diputada del PP en el Congreso, Carmen Rodríguez Maniega. La también secretaria general de la agrupación local del partido insistió en que la intención del Ministerio de Fomento es «hacer realidad la llegada del AVE a Avilés, y para ello trabaja con la idea de coordinar esa posibilidad con la eliminación de la barrera ferroviaria».

Rodríguez Maniega añadió que, si hasta ahora no se ha podido ejecutar esa última inversión, ha sido «porque no hay dinero, porque el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero dejó una inmensa deuda» en el sistema ferroviario.

En cambio, añadió Rodríguez Maniega, «para el AVE hay un dinero presupuestado, y saldrá adelante, el próximo año será una realidad en Asturias». Así pues, «ahora se trata de estudiar su llegada a Avilés, y parece que el PSOE está en contra cuando esto es algo que es una demanda de todos los avilesinos», añadió la diputada.

Por eso, la diputada retaba ayer al portavoz socialista «a que pida al Ministerio que elimine Avilés como destino del AVE». A su entender, lo que de verdad esconde la actitud del PSOE es que «no le gustan las buenas noticias para la ciudad por la proximidad de las elecciones» municipales.

Moción de Foro

Similar entusiasmo por la posible llegada a Avilés de la alta velocidad ferroviaria desde Madrid, la mostraba ayer el portavoz de Foro en el Ayuntamiento, Pablo Sánchez Lorda, cuyo grupo registró ayer una moción «instando al Gobierno a que se incluya el AVE en el plan de eliminación de la barrera ferroviaria».

El portavoz del grupo forista recalcó que su partido «es el único que en todos sus programas e iniciativas nacionales y autonómicas reclama que el AVE llegue urgentemente a Asturias con estación término en Avilés».

En cambio, PSOE y PP no habrían mostrado siempre esa misma determinación. «Ahora, con las elecciones a la vuelta de la esquina, todos se suman a la propuesta», protesta Sánchez Lorda, quien considera que ninguno de los dos grupos tiene credibilidad al respecto de ese asunto cuando «han pasado demasiados años mareando la perdiz y demasiadas promesas incumplidas como para tragarse el anzuelo electoralista lanzado ahora».

Para el portavoz socialista, Luis Ramón Fernández Huerga, la actitud de Foro y PP al respecto del tema es, cuando menos «llamativa», puesto que «se discuten la paternidad» de una iniciativa «que no está entre las prioridades de la ciudad».

 

Fotos

Vídeos