El Centro Niemeyer proyecta mañana la ópera del Teatro Real 'Fausto', de Gounod

Fausto, en escena en el Teatro Real. / LVA
Fausto, en escena en el Teatro Real. / LVA

La violista Isabel Villanueva actuará el domingo en la cúpula y por la tarde se proyectará la película húngara 'Atardecer'

C. R. AVILÉS.

El Centro Niemeyer proyecta mañana sábado la ópera 'Fausto', de Charles Gounod, representada en el Teatro Real de Madrid. Será a las siete de la tarde y el precio de la entrada son doce euros.

'Fausto' se ha impuesto a lo largo de los años como una de las obras favoritas del público frente a las reticencias de los críticos. Los libretistas Jules Barbier y Michel Carré redujeron la obra de Goethe únicamente al pacto diabólico y al enredo amoroso, eliminando las reflexiones filosóficas para aportarle a la obra un carácter más simple y espontáneo que la aleja de las grandes óperas francesas. Esta vez, el director Àlex Ollé, que aborda por cuarta vez el mito de Fausto a lo largo de su carrera, se alejará de la lectura más superficial de la partitura para adentrarse en la cuestión principal para Goethe, la búsqueda de la vida no vivida.

El domingo, por otra parte, actuará la violista Isabel Villanueva, una de las más destacadas de su generación a nivel internacional por su expresión, su sensibilidad y por su afán por difundir la viola como instrumento con voz propia. El recital comenzará a las 13 horas, en la cúpula del Centro Niemeyer. El precio de la entrada son seis euros.

Villanueva consiguió el Premio de Música 2018 de la Comunidad de Madrid, así como el Premio a Mejor Álbum de Música Clásica del Año en los Premios MIN de la Música Independiente con su último disco 'Bohèmes', aunque en esta ocasión interpretará para el público asturiano obras de Bach, Kurtág y Tabakova.

Por la tarde, a las ocho de la tarde, el Niemeyer cierra el fin de semana con cine, concretamente con la película húngara 'Atardecer', de László Nemes, ampliamente aclamada por la crítica y galardonada con el Premio FIPRESCI del Festival de Venecia y el Premio Eurimages del Festival de Sevilla, ambos en 2018. Nemes habla de su país y de su capital Budapest en 1913. En su caso se centra en el regreso de una joven a la ciudad y en los oscuros secretos de su pasado que deberá ir descubriendo y enfrentando.