«Daniel Alonso está hecho de una pasta especial, es como el acero, duro y resistente»

Daniel Alonso, con su familia junto a la señal del viaducto que lleva su nombre. / MARIETA
Daniel Alonso, con su familia junto a la señal del viaducto que lleva su nombre. / MARIETA

El principal viaducto del nuevo enlace del PEPA lleva el nombre del empresario | El consejero de Infraestructuras pide el Honoris Causa de la Universidad de Oviedo para él «en base a sus méritos empresariales»

Y. DE LUISAVILÉS.

La puesta en servicio de los nuevos viales de enlace del PEPA con la autopista sirvieron como homenaje ayer a Daniel Alonso, un empresario profundamente ligado a Avilés y a este polígono, y desde ayer de manera especial, ya que el principal viaducto de la carretera, de 269 metros, lleva su nombre. El consejero de Infraestructuras, Benigno Fernández Fano, se encargó de glosar su figura. De él dijo que «tiene las características del acero, hecho de una pasta especial, duro y resistente». Es más, añadió que «el ideario vital y profesional de este empresario modelo que ha sabido hacerse a sí mismo es como las cuatro propiedades del acero: dúctil, porque ha sabido adaptarse a diferentes situaciones; maleable, porque ha sabido moldear las oportunidades que le han salido al paso; resiliente, por la enorme capacidad de superar circunstancias adversas; y tenaz, porque pone todo su empeño en cada empresa que acomete».

El consejero aprovechó el acto, al que además de políticos asistieron los máximos responsables empresariales y sindicales de la comarca y de Asturias, para hacer un llamamiento para que Daniel Alonso sea nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Oviedo «en base a sus méritos empresariales».

Por su parte, la alcaldesa mostró su satisfacción porque «uno de los grandes viaductos de ese Avilés que abre nuevos pasos hacia el futuro lleve el nombre de Daniel Alonso, porque empresarios como él, comprometidos con nuevos modelos de energía sostenible, son el impulso que Avilés necesita hacia ese nuevo futuro».

«Espero que los accesos sean un paso más para atraer nuevas industrias y crear empleo»

El homenajeado, que recibió el cariño de muchas personas asistentes al acto, en el que estuvo arropado también por su familia, dijo sentirse orgulloso de este reconocimiento y aseguró que el PEPA «es especial» para su grupo empresarial tanto por el conglomerado de empresas que han nacido y se han desarrollado en él abriendo nuevos campos de producción hasta entonces no presentes en la comarca, como por el hecho de que «también tuve la oportunidad de colaborar en su diseño». Confesó, además, sentirse orgulloso de haber «dado el primer paso para la conservación de patrimonio industrial como el de las naves de Siemens de la antigua Ensidesa, donde se asienta Tadarsa. Las comparó con la torre Eiffel, porque, según dijo, tienen la misma longitud y mismas toneladas. «La torre Eiffel tiene dos millones de remaches, las naves más, pero nunca los he contado», bromeó, para terminar calificándolas como la 'catedral del acero'.

El empresario celebró la puesta en marcha de los nuevos accesos y deseó que «sean un paso más para conseguir que nuevas industrias se asienten en el PEPA y creen empleo».