«Están difundiendo mi foto como si fuera yo el que distribuyó las imágenes»

Fran Vigil muestra en su móvil una de las imágenes difundidas. / LVA
Fran Vigil muestra en su móvil una de las imágenes difundidas. / LVA

Fran Vigil, pareja de la presidenta de la asociación de vecinos de Villalegre, asegura que el acoso que sufren él y su novia «es insoportable»

E. F. AVILÉS.

«Están utilizando mi nombre y una fotografía mía en Instagram para increpar a las menores afectadas por la distribución de fotografías y acusándome de ser uno de los autores de los hechos», aseguró ayer Fran Vigil a este periódico.

Noticias relacionadas

Este joven avilesino es pareja de Patricia Leyva, presidenta de la Asociación de Vecinos de Villalegre, ambos llevan meses denunciando ser víctimas de un caso de acoso y suplantación de identidad en redes sociales. La pareja segura que el hostigamiento comenzó poco después del inicio de los ataques en redes sociales contra los profesores del colegio de Villalegre. Un caso de difamación por el que se detuvo en noviembre de 2018 a una corverana, como presunta autora de un delito de calumnias.

Según relata Vigil, el acoso se incrementó al comienzo de 2019. Aunque en un principio, el joven prefirió guardar su anonimato, ante la «gravedad e intensidad» de los hechos ha decidido dar la cara y denunciar públicamente su situación. «El hecho de que a través de perfiles falsos se me esté vinculando con este tema tan grave ha superado todos los límites y quiero dar la cara para que tanto las niñas como sus familias sepan que no tenemos absolutamente nada que ver y que somos víctimas», manifiesta.

«Solo quiero que quede claro que esa persona no soy yo, me están fastidiando la vida»

Ayer mismo, Fran Vigil y Patricia Leyva acudieron de nuevo a la comisaría de la Policía Nacional de Avilés para poner en conocimiento la última tanda de publicaciones difamatorias en las que aseguran se les llega a amenazar de muerte. Mensajes como éste: «Deja de ver las historias sino quieres morir. Mal parida. Ya clavaré un cuchillo en las fiestas», recoge el atestado de la denuncia interpuesta por Leyva.

Aunque la causa ya está a cargo del Juzgado de Instrucción, Leyva y Vigil aseguran que le preocupa los perjuicios que esta situación «descontrolada» pueda conllevar para su vida social, personal y profesional. «Solo quiero que quede claro que esa persona no soy yo, porque me está fastidiando la vida, porque no es la primera vez que insultan a menores utilizando mi nombre y luego tengo que ir aclarando que yo no soy, es algo tremendo», asegura.

Vigil y Leyva suman estas últimas publicaciones difamatorias en Instagram a las que ya se hicieron en Facebook y a los mensajes que recibieron personas de su entorno en los que se profieren acusaciones falsas de índole sexual y personal.

Algunos mensajes iban acompañados de una foto de la pareja en la que los calificaban de asesinos y violadores: «Se busca pareja peligrosa. Zona de Asturias. Si les pregunta por cualquier cosa es mentira, es para matarlos o violarlos. Quédense con sus caras son bastante peligrosos». Ahora, la pareja asegura que solo esperan que «pronto puedan detenerse al responsable y poner fin de una vez a esta situación».