La Fundación del Niemeyer niega su apoyo a aplazar el juicio del día 24

Asegura que en sus alegaciones a la petición de Grueso queda «a expensas de lo que la Sala decida, en aras a evitar la vulneración de derechos de la parte»

L. V. AVILÉS.

La Fundación del Centro Niemeyer niega que sus alegaciones a la petición del aplazamiento del juicio del 'caso Niemeyer' del día 24 realizada por la nueva defensa de Natalio Grueso signifiquen su apoyo a una posible suspensión, tal y como publicó ayer este periódico. Según defiende en un comunicado, el escrito de alegaciones presentado el pasado 3 de septiembre manifiesta que «esta parte queda a expensas de lo que la Sala decida, en aras a evitar la vulneración de derechos de la parte».

El Patronato de la Fundación Niemeyer, a través del letrado y procurador que la representan, ha trasladado a la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Oviedo sus alegaciones ante el recurso de súplica presentado ante la misma por la representación de Natalio Grueso.

Dichas alegaciones, según la Fundación, siguen las instrucciones «expresas del Patronato» y señalan lo siguiente: «A la vista de las circunstancias concurrentes, expuestas por la nueva dirección letrada de Natalio Grueso Rodríguez, tanto en su escrito de petición de suspensión del acto de juicio, como en el recurso de súplica al que se ha podido tener acceso, esta parte queda a expensas de lo que la Sala decida, en aras a evitar la vulneración de derechos de la parte, que pudieran traer como consecuencia posibles nulidades procesales».

José René Alperi, abogado designado a Natalio Grueso tras la renuncia de su defensa, recurrió a la sala de vacaciones de la Audiencia Provincial poco después de recibir la causa, quien en su auto denegó la petición a expensas «de lo que dijera el tribunal enjuiciador», tal y como publicó este periódico. Este dictó de oficio una providencia a principios de esta semana por la que denegaba la citada suspensión o aplazamiento y que ha sido recurrida por la defensa de Grueso. Tanto la sala de vacaciones como la propia Sección Tercera, están presididas por el mismo magistrado, Javier Domínguez Begega.

Alperi, que ya trabaja en el caso, aseguraba el viernes a este periódico que «este asunto paraliza un despacho. Me tengo que dedicar en cuerpo y alma. Necesito más tiempo que un mes». En su opinión, la celebración del juicio podría suponer una vulneración del artículo 24 de la Constitución Española.

Cabe recordar que al juicio señalado el lunes 24 de septiembre y cuyas vistas se extenderían hasta el 11 de octubre, están convocados 83 testigos y once peritos a los que interrogarían los abogados de las siete partes personadas más la Fiscalía acerca de las supuestas irregularidades en la gestión financiera del Niemeyer.

Natalio Grueso, su exdirector, es el que se enfrenta a una pena mayor. El Ministerio Público pide para él once años de cárcel, diez de inhabilitación para contratar con la administración pública y una multa de 24.000 euros por los supuestos delitos continuados de malversación en concurso medial con falsedad, otro societario y un tercero de insolvencia punible por los que afronta seis, tres y dos años, respectivamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos