Juan Roig comprueba los cambios en el Mercadona de Avilés

Juan Roig comprueba los cambios en el Mercadona de Avilés

Los trabajadores recibieron por sorpresa la visita del presidente de la empresa, a quien le gusta comprobar in situ la marcha de su negocio

C. R. AVILÉS.

Fue una visita rutinaria y de trabajo. Sin fotos y, en principio, anónima. Porque la presencia del presidente de Mercadona, Juan Roig, no pasó ayer desapercibida en el supermercado avilesino y corrió de boca en boca entre la plantilla. El empresario valenciano quiso comprobar en persona la reforma del establecimiento, la primera llevada a cabo en la zona norte, y conocer las impresiones de los clientes de los propios trabajadores. Al parecer, no es la primera vez que visita el supermercado avilesino, cuyo personal destaca su cercanía.

En esta ocasión el objetivo era conocer de primera mano el resultado de la reforma inaugurada a finales del pasado mes de noviembre. Un cambio no solo estético sino de concepto que sorprendió a los clientes habituales. Entre las muchos novedades, destaca la apuesta por los productos frescos y el obrador, una única línea de cajas, más luz y carros en vez de cestas.

La buena respuesta del cliente local ha animado nuevos puntos de venta de la empresa en la ciudad. Aparte de los establecidos en Corvera y Castrillón, Mercadona lleva años negociando su instalación en la parcela situada entre el hospitalillo de Ensidesa y el barrio de Garajes. La empresa ha presentado en el Ayuntamiento toda la documentación necesaria y la multinacional ArcelorMittal se encuentra urbanizando el terreno.

Como ya ha publicado este periódico, el nuevo supermercado se levantará sobre una parcela de 9.000 metros cuadrados en la que habrá aproximadamente espacio para el aparcamiento de doscientos vehículos. La nave de venta tendrá unos 1.500 metros cuadrados de superficie y se ha diseñado dentro de los estándares más avanzados de la cadena.