Natalio Grueso, de nuevo sin abogado a once días del juicio

Natalio Grueso./Marieta
Natalio Grueso. / Marieta

Es el segundo letrado que renuncia a representar al ex director general de la Fundación Niemeyer alegando «discrepancias irreconciliables»

EFE

El ex director general de la Fundación NiemeyerNatalio Grueso se ha quedado sin abogado once días antes de ser juzgado en la Audiencia Provincial al renunciar a su defensa el segundo abogado que iba a representarle. En ambas ocasiones, los letrados han alegado en un escrito, remitido al tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Oviedo, «discrepancias irreconciliables» surgidas con Grueso, por lo que han considerado que no pueden seguir adelante con su representación legal.

El abogado José René Alperi López, que había sido designado para su defensa como letrado del turno de oficio, ha remitido hoy un escrito a la Audiencia donde ha anunciado que las discrepancias irreconciliables que mantiene con Natalio Grueso le impiden materialmente realizar «una defensa adecuada».

Anteriormente a su designación, el ex director general de la Fundación había tenido como abogado defensor al letrado Pelayo Fernández-Mijares, quien el pasado mes de julio justificó para su renuncia también la existencia de «discrepancias insalvables e irreconciliables» con su cliente, por lo que había desaparecido la relación de recíproca confianza exigible«.

La Fiscalía pide para Natalio Grueso una pena de 11 años de cárcel, 10 años de inhabilitación y una multa de 24.000 euros, por presuntas irregularidades durante su etapa al frente del Centro Cultural Niemeyer de Avilés, relacionadas con la emisión de facturas falsas o manipuladas. También le acusa de delitos continuados de malversación en concurso medial con falsedad, otro societario y un tercero de insolvencia punible.

Junto a Natalio Grueso serán juzgados el agente de viajes J. M. V. R., quien afronta una petición fiscal de ocho años como presunto cooperador en sendos delitos de estafa y malversación, y el abogado José Luis Rebollo, ex secretario de la Fundación Niemeyer, como presunto cooperador necesario en un delito societario, sobre quien pesa una petición fiscal de dos años y tres meses de prisión.

En el banquillo de los acusados también estarán junto a ellos J. P., ex mujer de Natalio Grueso, a quien el fiscal imputa por su presunta complicidad en un delito continuado de malversación, por el que pide dos años y medio de prisión, y Marc Martí, ex jefe de producción del Centro Niemeyer, quien afronta una petición de un año y medio de prisión por su presunta complicidad en un delito de malversación.

La vista oral está señalada inicialmente para el día 24 de septiembre, si bien esta nueva renuncia de la defensa hace peligrar el inicio del juicio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos