La reforma de El Muelle impulsa la conexión peatonal del casco histórico

Parque de El Muelle y plaza de Pedro Menéndez, donde se reordenará el tráfico para permitir un uso mixto con peatones y conectar el casco histórico. / MARIETA
Parque de El Muelle y plaza de Pedro Menéndez, donde se reordenará el tráfico para permitir un uso mixto con peatones y conectar el casco histórico. / MARIETA

El Ayuntamiento convoca el concurso de ideas para definir un proyecto en cuya ejecución se invertirá un millón de euros

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

La reforma del Parque de El Muelle quiere actuar de 'costura' peatonal del conjunto del casco histórico de Avilés para mejorar la conexión de 'La Villa' con el barrio marinero de Sabugo, respetando las servidumbres del tráfico en zonas clave para los accesos al centro de la ciudad, como la calle de Emile Robín y la plaza de Pedro Menéndez. Es una de las prioridades del concurso de ideas anunciado ayer por el Ayuntamiento para abordar un proyecto muy demandado en los últimos años y que había sido incluido en los debates presupuestarios de la ciudad.

El gobierno local quiere también respetar y poner en valor el significado histórico del parque y darle un plus de interés para que los avilesinos lo vean, además de como una zona de paso, como un lugar de ocio y esparcimiento en una de las zonas verdes más importantes de la ciudad, junto con los parques de Ferrera y de La Magdalena.

El Ayuntamiento de Avilés publicará mañana lunes las bases del 'Concurso de Ideas para la Revitalización del parque del Muelle de Avilés', la plaza de Pedro Menéndez y sus espacios anexos. La ejecución de la propuesta que resulte ganadora de este concurso tendrá un presupuesto máximo de un millón de euros.

La alcaldesa, Mariví Monteserín, explicó ayer que el objetivo de esta actuación es doble: «por un lado, que el parque deje de ser un lugar casi exclusivamente de paso para convertirse en un espacio de estancia y encuentro poniendo en valor sus elementos históricos; y, por otro, que actúe como espacio de conexión de los dos grandes núcleos del casco histórico que une (Sabugo y 'La Villa')».

El jurado seleccionará la propuesta mejor y más idónea por su adecuación a los requerimientos de las bases del concurso, «por su calidad arquitectónica y por su viabilidad técnica, económica y constructiva».

Monteserín aseguró ayer que «queremos obtener la mejor propuesta de estudio previo para que, posteriormente, los servicios técnicos municipales desarrollen el proyecto de las obras. Será una actuación muy cuidadosa, mimaremos cada detalle para poner en valor el gran valor patrimonial e histórico de uno de nuestros dos grandes jardines históricos».

El concurso será anónimo y pueden participar profesionales de la arquitectura o equipos multiprofesionales liderados por un arquitecto. Están previstos premios a los aspirantes que resulten finalistas en concepto de gastos por elaboración de propuestas y por la entrega de las mismas y su puesta a disposición del Ayuntamiento de Avilés, con arreglo al siguiente desglose: Primer premio: 10.000 euros; primer accésit: 2.500 euros; segundo accésit: 1.000 euros. No está prevista la contratación posterior al equipo ganador para la ejecución del proyecto.

El plazo establecido para la presentación de las propuestas de actuación será -tal como señalará el anuncio de licitación- hasta el día 22 de junio de 2018. El anuncio de licitación, las bases y documentación técnica del concurso podrá consultarse en el perfil del contratante del Ayuntamiento (https://sedeelectronica.aviles.es/). Los pliegos de estas bases establecen que las propuestas que opten a este concurso han de cumplir una serie de requisitos, relacionados todos ellos con la conservación del valor histórico del parque, su impulso como zona de ocio y el uso mixto de peatones y vehículos de zonas anexas, en especial la plaza de Pedro Menéndez y la calle de Emile Robín.

Las bases del concurso exigen que se tenga especialmente en cuenta el valor histórico del Paseo del Bombé (rosaleda), el paseo arbolado central y la fuente histórica que lo remata, el quiosco de la música y la estatua de Pedro Menéndez.

Además, la idea ganadora debe detallar el tratamiento del arbolado existente, justificando si alguno de los árboles es retirado el motivo expreso. «Se tendrá en consideración que las soluciones constructivas necesarias para esta intervención no deben dañar al arbolado existente». También se pide reflejar con claridad la ordenación de los distintos ámbitos que se propongan (estanciales, de encuentro, de juego o de tránsito) y su compatibilidad con la continuidad, homogeneidad y permeabilidad de todo el espacio.

En cuanto a la convivencia de vehículos y personas, las bases del concurso obligan a «contemplar la relación de tráficos rodados, mixtos y peatonales teniendo en cuenta que ha de permitirse el acceso rodado por la calle Emile Robín hacia Pedro Menéndez y la salida rodada por la calle de La Muralla. Proponer con detalle las circulaciones de la carga y descarga de la Plaza del Mercado Hermanos Orbón a diario y, en especial, los lunes de Mercado de Abastos».

En este sentido, el objetivo es también mantener el mayor número posible de plazas de aparcamiento con la menor afección posible sobre el parque y los tránsitos peatonales. Igualmente, se valorará la ubicación de parada de autobús para bajada de turistas que actualmente se efectúa en la zona de autobuses ubicada en la calle del Muelle, así como la previsión de una marquesina con destino a parada de autobús.

Las ideas que se presenten deberán tener en cuenta la «función recreativa y pedagógica de los usos propuestos de manera que favorezcan la concurrencia al espacio y las actividades culturales que los dinamicen», elegir materiales, acabados y sistemas e instalaciones de manera que garanticen bajos costes de mantenimiento, control o vigilancia «y una mejor utilización y funcionamiento del espacio, especialmente en los aspectos relativos a la conservación preventiva».

En cuanto al mantenimiento de las zonas verdes en el parque de El Muelle, el Ayuntamiento exige que se considere «integración más adecuada de los sistemas de riego de las superficies ajardinadas y de iluminación ornamental del conjunto en relación con los pavimentos y la no afección al arbolado, teniendo especial atención al drenaje de las superficies».

Buena accesibilidad

La accesibilidad también es un punto importante de las bases del concurso de ideas, por lo que se tendrá especialmente en cuenta «la total accesibilidad de cualquier persona, sea cual sea su condición física, y el fomento de los mismos recorridos públicos para todas las personas».

Por último, el objetivo será también «reducir los impactos medioambientales, mejorar las condiciones de habitabilidad y de eficiencia energética. Se valorará positivamente la introducción de criterios de ecodiseño».

Este proyecto de reforma del parque de El Muelle y su entorno supondrá un espaldarazo en la promoción del casco histórico de Avilés y se une a la actuación del plan de reforma integral, en el que también se contempla la recuperación de parte de la vieja muralla medieval.