Avelino Sala, catalizador de la memoria

El director del Bellas Artes, Alfonso Palacio, y el viceconsejero de Cultura, Alejandro Calvo, (centro) observan la instalación. /
El director del Bellas Artes, Alfonso Palacio, y el viceconsejero de Cultura, Alejandro Calvo, (centro) observan la instalación.

El artista gijonés inauguró la muestra 'Darkness at noon' en el Museo de Bellas Artes

JESSICA M. PUGA OVIEDO.

Un viaje a lo largo del pasado industrial asturiano es lo que ha dibujado el artista Avelino Sala (Gijón, 1972) en su nueva obra, expuesta desde ayer en el patio y en la sala de exposiciones del Museo de Bellas Artes de Asturias. En ella, casi una veintena de dibujos a lápiz de diversos formatos y una instalación con forma de alfombra buscan servir de «memoria colectiva» a los que, según su autor, crecieron con productos provenientes de un pasado industrial que está desapareciendo de la región. «Quiero mostrar cómo ha cambiado Asturias en las últimas décadas, con la idea que plantear hacia dónde va ahora», explicó Avelino Sala en la presentación de 'Darkness at noon' ('Oscuridad al mediodía'). Un título que remite de la novela del autor británico Arthur Koestler y pretende ser un símil de la situación actual que retrata.

Su ruta catalizadora de la memoria está formada por muchos de los diseños, logos o publicidades de las empresas que estuvieron, pero ya no están, en suelo asturiano. Aparece por ejemplo un chupa-chups, que simboliza a la empresa que cerró sus puertas en 2011; una toalla de Ensidesa, que lo hizo hace 20 años; o la mochila de la merienda de Chocolates Plin La Herminia, que se despidió hace ahora una década. Nadie se ha librado de pasar por el estudio de Sala, quien ahora vive y trabaja en Barcelona, desde las industrias que abandonaban Asturias a mediados del siglo XX hasta la embotelladora de Coca-Cola, que hizo su equipaje hace apenas unos meses. Todos estos pedazos de historia permanecerán expuestos en la sala de exposiciones del Bellas Artes hasta el próximo 8 de febrero. Con ellos, en el patio del del Palacio de Velarde el artista ha colocado una instalación en gran formato con la que imitar los tan comunes 'photocalls', que no son más pantallas cubiertas por la publicidad de anunciantes. «Es una especie de parodia de la espectaculación que vivimos y sobre fondo negro, para representar el túnel que ahora está atravesando la sociedad asturiana», explicó Sala. De esta manera quiere que sea el público quien «repiense el pasado para reconocer mejor el futuro». Para lograrlo en el aspecto técnico, Sala ha optado por una especie de juego infantil y composiciones de dibujo a lápiz sobre papel, emulando un poco la tendencia pop. «He querido hacer piezas sencillas para que fuesen fácilmente reconocibles», explica el autor.

'Darkness at noon' supone la tercera exposición del programa dedicado a artistas contemporáneos. El nombre de Avelino Sala continúa un listado que inició Ramón Isidora con su obra 'Fulgor', y siguió Tanadori Yamaguchi, con 'Negro silencio'.