AlNorte abre sus puertas con una declaración de libertad

La exposición de Jonatan Notario, inaugurada en el Niemeyer, es un ejercicio de reflexión, estética y artesanía

Paché Merayo
PACHÉ MERAYOGijón

AlNorte 2018 ya está en marcha. El Centro Niemeyer abrió esta tarde las puertas de la primera de las cuatro exposiciones que pondrá en marcha esta ya XVII Semana de Arte Contemporáneo de Asturias que cuenta con el respaldo y la promoción de EL COMERCIO. Y esa primera cita, en la que se dio a conocer el proyecto expositivo de Jonathan Notario 'Experimentos para transformar la fe en energía', quedo convertida en toda una declaración de libertad. «En tiempos en los que está empezando a renacer cierto puritanismo necesitamos trabajar por la libertad», dijo la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, asumiendo que tal ejercicio era el que ejecutaba el joven artista leonés, que participa de AlNorte como ganador de una de sus becas de arte.

Con la máxima mandataria local participaron en la inauguración el viceconsejero de Cultura, Vicente Domínguez, que dedicó su intervención a recalcar la gran fortaleza de la agenda asturiana y lo que ésta podía aportar a cada uno de los habitantes de cada una de las localidades. «En Asturias no hay distancias», dijo, y pidió, una vez más, que se quiebren esa barrera psicológica que nadie tiene en las grandes ciudades, ni siquiera nosotros cuando viajamos a ellas. Solo rompiéndola podremos disfrutar tanto de la ópera de Oviedo, como del teatro de Avilés o de todo la programación artística de Gijón.

El director de AlNorte, Ángel Antonio Rodríguez, también participó en el acto de presentación. En su caso para subrayar el trabajo del creador leonés y las muchas actividades que le quedan por delante a la Semana de Arte que hoy comenzó en Avilés y mañana sigue en Gijón.

El propio Notario también puso voz a la inauguración explicando cómo había ideado el proyecto para indagar estética y reflexivamente en dos temas que le atraen desde hace tiempo, la ciencia y la religión y cómo ambas se entrecruzan y pueden, como es el caso, crear arte. Él lo ha hecho realizando un cortometraje, cuyos mimbres, «su trampa y su trastienda», dice él, también se puede observar en la sala (la 2 del Niemeyer). Ha situado ante la mirada los recortes de papel que se convierten en sus personajes, en sus edificios y en los escenarios que mueve manualmente ante la cámara. Y con los recortes, un delicado story-board igualmente realizado a mano, que constituye parte de un libro de artista.

 

Fotos

Vídeos