El Guernica detiene su viaje ante el mar

El Guernica detiene su viaje ante el mar
DAMIÁN ARIENZA

La magna obra de Picasso celebra en el Náutico su historia con un recorrido por su proceso creativo y sus signos antibelicistas

Paché Merayo
PACHÉ MERAYOGijón

Mucho se ha escrito, dicho, estudiado y analizado sobre la mayor obra de Pablo Ruiz Picasso y quizá de todo el siglo XX, 'El Guernica'. Pero su historia, sus trazos, su magnitud y sus secretos siguen y seguirán arrojando tinta y emociones al tiempo que vivimos y a los que vendrán. La prueba está cada día en la sala mayor del Museo Reina Sofía. Sus claves están ahora en Gijón. Este mediodía se abrieron las puertas en El Náutico de una exposición que recorre el proceso creativo y todos sus símbolos y que demuestra, como dice su asesor artístico, Carlos Martín, que podría ser el «argumento de una novela de espías».

Se titula está nueva cita 'El viaje del Guernica' y a lo que invita es dejarnos guiar por el camino que recorrió primero el genio malagueño, luego su obra. Seguir los pasos de un itinerario que es pura Historia, desde su creación en el París de 1937 hasta su llegada a las paredes del museo nacional, en 1992, después de haber pasado por el Caserón del Buen Retiro, entre otros emplazamientos temporales. Hace la propuesta la Obra Social La Caixa y participa en sus argumentos el Centro Nacional de Arte Museo Reina Sofía. Ambos han desplegado en 200 metros, años de arte e historia, que permanecerán frente al mar hasta el 31 de agosto.

Dcenas de fotografías, reproducciones facsímiles, documentos de todo tipo, recortes de prensa, cartas y un importante contenido audiovisual, del que destacan los vídeos del artista Rogelio López Cuenca y otros de nueva producción, acerca del contexto del lienzo, sus características técnicas y los daños que han causado sus desplazamientos y restauraciones.

Todo para explicar al autor y su obra. Al maestro que quebró todos los cánones establecidos por los clásicos y a su creación más importante, simbólica y abiertamente antibelicista, cargada de significación no solo artística, sino también social y política. Y hasta «propagandística», en palabras del experto que guió la primera vista a las entrañas de una obra, que es grito de libertad y drama y que fue dando bandazos por el mundo durante más de cuarenta años, hasta que ingresó en su casa en Madrid.

'El viaje del Guernica' se divide en cinco apartados, que van recorriendo los momentos importantes en la vida de Picasso, cada uno de ellos determinantes en la creación del cuadro que cumplió el año pasado 80 inviernos. De hecho, ésta exposición, como la que se pudo ver en 2017 en el Reina Sofía, se enmarca en los actos de ese aniversario.

El viaje comienza como no podía ser de otro modo con la génesis del proyecto. Se habla del encargo del gobierno de la Segunda República y también del bombardeo de Guernca, que está en la dramática tela. En el segundo ámbito se relata la exposición en París. El mismo año de su creación, 1937. Ya allí fue determinante su importancia. Se convirtió en un auténtico icono que le llevó a Estados Unidos.

En el tercer apartado se habla de su estancia en el MOMA de Nueva York, donde se veló por él, mientras Franco le tenía vetada la entrada en España. Precisamente, las negociaciones, a la muerte del dictador, para que regresara a su país centran el cuarto escenario. El útimo se cierra enfocando la mirada sobre la visión de 'El Guernica', como simbolo de lucha por la libertad y de protesta contra la guerra, el sufrimiento y el dolor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos