Risas para romper la rutina

Segura señala una imagen de Verdú. / Foto: Efe | Vídeo: RC

Santiago Segura se aleja de Torrente y dirige a Maribel Verdú en 'Sin rodeos', una comedia «liberadora»

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

«Creía que me llamaba para hacer un 'Torrente', para qué nos vamos a engañar». Así de contundente explica Toni Acosta cuando le dijeron que había una posibilidad de trabajar en la nueva película de Santiago Segura. La actriz no estaba muy equivocada en su razonamiento. El actor madrileño solo se había puesto detrás de la cámara para las aventuras del detective más torpe, sucio y deslenguado de los últimos años en el cine español (y posiblemente mundial). Pero cuando la actriz tinerfeña vio el guion de 'Sin rodeos', entró «a muerte» en el proyecto. Algo similar le ocurrió a Maribel Verdú. Ella no conocía a Segura personalmente, pero tenían conocidos comunes.

«Flipé en colores cuando me llamaron», confiesa. «Pero enseguida pensé que me iba a gustar», señala Verdú sobre 'Sin rodeos'. «Y luego me picó la curiosidad. ¿Cómo sería ver en una película a Maribel Verdú y a Santiago Segura?», se pregunta la actriz sin ocultar la sonrisa ante un Santiago Segura que «por fin» puede «dirigir a una estrella de verdad». «No creo que en España haya mejor actriz que Maribel. Esperaba que fuera buena, pero es que es buenísima», dice exultante el director, que confiesa su «hartazgo» de dirigir «al señor gordo ese sudoroso y seboso».

El madrileño admite que ha sido «un director feliz» teniendo a sus órdenes a la actriz de 'La buena estrella', 'Blancanieves' o 'Abracadabra. «Decía Fernando Fernán Gómez que interpretar es aprenderse el texto y no tropezar con los muebles. Hacer eso ya es muy complicado. Pero encima le dices a Maribel que te haga tres rayitas menos de dulzura y dos rayitas más de agresividad pero sin perder lo anterior, y te lo hace. A mí eso me fascina», desvela sobre el rodaje de esta nueva aventura en terreno conocido: la comedia. Segura no abandona el registro de la comedia para su nueva aventura. Prefiere pisar terreno conocido para mostrar la velocidad a la que se mueve el mundo -sobre todo en las redes sociales- y lo que podemos hacer para cambiarlo.

'Sin rodeos', que se estrena mañana, se centra en Paz, una directiva de una agencia de publicidad que tiene una vida aparentemente perfecta con su novio pintor (el argentino Rafael Spregelburd), se lleva más o menos bien con el hijo de su pareja y en el trabajo soporta -con dificultades- a su jefe. Pero el mundo de Paz comienza a desmoronarse poco a poco. Ella se siente angustiada, pero calla. Hasta que un día recurre a una extraña terapia que le hará decir todo lo que piensa. Sin tapujos y sin pensar en las repercusiones.

Reconocibles

Una película que provoca, según el director y su protagonista, que el público enfatice enseguida con los personajes. Así se ha demostrado en algunos pases previos antes del estreno. «Todos conocemos alguna Paz o esa amiga que está todo el rato con el móvil mientras hablas con ella», señala Verdú.

Asiente Segura, al que le gusta usar el término «comedia empoderada». «Este término me hacía mucha gracia porque creía que era algo venido del inglés. Pero está ya admitido y es darle poder al oprimido. Ahora lo usan mucho las feministas y me parecía un término adecuado para toda la gente que se siente así, oprimida. Debemos reírnos de todo lo que nos afecta», señala el director. «El cine es una fantasía y en esta fantasía quería que la gente se sintiera feliz. Quería generar endorfinas y dejar una especie de buen rollo o sentimiento positivo a la salida del cine», remacha Segura.

«El humor es vida y es fundamental para todo», añade Verdú. «Esta película es un poco como 'Karate Kid' y 'Rocky', la lucha del pobre contra el grande», dice Segura ante las risas de la protagonista de 'Sin rodeos', donde también se hace una radiografía de las redes sociales y las etiquetas que las llenan. «Me dan igual las etiquetas. Yo soy como soy y lo que pretendo cada día es ser mejor persona, actriz o presentadora. Pero no me gusta que me etiqueten. Quiero intentar las cosas y si no puedo, no pasa nada. Pero puedo decir que lo he intentado», afirma, por su parte, Cristina Pedroche, que debuta en el cine. «Es muy fácil para nosotras las actrices que nos digan que ese no es nuestro papel. ¿Por qué no? «Y en España no se han hecho muchas películas de comedia en el que las mujeres tengan tanto peso», añade la vallecana.

 

Fotos

Vídeos