«En la Fundación esperamos con emoción que la Princesa presida sus premios en 2019»

Graciano García, en su biblioteca.
/MARIO ROJAS
Graciano García, en su biblioteca. / MARIO ROJAS

Publica el poemario 'Palabras del abuelo', que llegará esta Navidad a las librerías y es una reflexión en verso dirigida «a todos los nietos del mundo» Graciano García. Director emérito de la Fundación Princesa

MIGUEL ROJO GIJÓN.

Graciano García (Moreda de Aller, 1939) llegó a la poesía cuando era ya director emérito de la Fundación Princesa. Lo hizo recopilando en 'Una tierra, una patria, un alma' (2015) los versos que había ido escribiendo en servilletas o apuntado en el bloc de notas del móvil. De ahí salió «una reivindicación de España» y «un canto a la bondad del ser humano». El año pasado publicó 'Teresa', un poema dirigido a una adolescente que representaba a todos los de su generación. Y esta Navidad regresa a las librerías con 'Palabras del abuelo', una única pieza en verso en la que se dirige en esta ocasión «a todos los nietos del mundo».

-En su anterior poemario se dirigía a una joven de 18 años. Ahora se dirige a sus nietos. ¿Cómo cree que será el mundo que tendrán, mejor o peor que el que tenemos ahora?

-Precisamente a esta pregunta podría responder con versos del poema, cuando dicen: «Todo indica que vais a vivir / en una sociedad mucho más compleja que la de mi tiempo / porque el mundo vive siempre /en honda transformación: / está ahora en juego el papel del ser humano /en la naturaleza y el cosmos. / Algo crucial e incierto asoma en el horizonte, /un umbral extraordinario / que cambiará la historia y la vida en el planeta.

-¿Hay algún consejo también para sus padres?

-En mi caso, sus padres saben muy bien los valores que han guiado a nuestra familia, y por ello no hace falta recordárselo.

-¿Cree que vivirán en una Monarquía o serán capaces los que están contra ella de cambiar el orden constitucional?

-Decía el gran poeta Konstantino Kavafis: «Las cosas del presente son asuntos de los hombres; las cosas del futuro son secreto de los dioses». Y dicho esto, espero y deseo que la gran obra que hemos hecho, con tantos sacrificios y tanta generosidad, durante estos últimos cuarenta años se prolongue en el tiempo.

-¿Qué siente al ver que los Reyes utilizan una foto de los Picos de Europa para felicitar la Navidad a todo el mundo?

-Es una muestra más del cariño que tienen a Asturias, que quieren que se prolongue en sus hijas. Y es también el recuerdo de un viaje inolvidable para celebrar unos acontecimientos históricos.

-¿Será 2019 el año en el que la Princesa Leonor presida sus premios en Asturias?

-En la Fundación lo esperamos con mucho interés y no menos emoción. Pero la decisión del momento no nos corresponde a nosotros.

-¿Cómo describiría su poesía y qué autores tiene como referencia?

-Es una poesía sencilla, cercana a la gente, de valores, que proporciona enseñanza y que se entiende. El gran poeta Antonio Colinas dice de mi poesía que está hecha de humanismo, claridad y emoción, que tiene fuerte personalidad.

-Con la perspectiva de sus 79 años cumplidos, ¿qué es lo mejor que le ha pasado en la vida? Y dígame si hay alguna cosa que haya hecho que le gustaría borrar.

-Lo mejor es haber contribuido a crear una familia unida, austera, cercana a la cultura, comprometida con los valores que me inculcaron mis padres y mis abuelos: lealtad a la palabra dada, a la amistad, a ser generoso, a emprender y a arriesgar, a no rendirse nunca y a no mentir nunca. No borraría nada: de las equivocaciones y de los errores hay que aprender, de las caídas, que nunca faltan, hay que tener fuerza para levantarse y para reemprender el camino.