Bustamante saca su lado bailón en Gijón

Bustamante saca su lado bailón en Gijón

El público disfrutó de un espectáculo en el que pudo corear y moverse al ritmo de bachata, rock y funk, además de sus clásicas baladas

KAY LEVINGIJÓN

La voz de David Bustamante todavía recuerda al joven que se presentó ante las cámaras en la primera edición de 'Operación Triunfo', pero todo lo demás ha cambiado para adaptarse a los nuevos tiempos. Al darse a conocer a los españoles acababa de cumplir la mayoría de edad y ahora, a punto de llegar a los 37 años, la mitad sobre los escenarios, su imagen se ha transformado casi tanto como su música. Ayer, en el Teatro de la Laboral, el de San Vicente de la Barquera ofreció un recital vibrante con el que dio inicio a la gira española de presentación de su nuevo álbum, 'Héroes en tiempos de guerra'. Su décimo trabajo de estudio, el primero en tres años en los que los focos se han centrado más en su vida privada, tras su divorcio con la asturiana Paula Echevarría, viene cargado de ritmo, con temas de funk, bachata, música urbana, rock y, como siempre, las baladas clásicas que han marcado su carrera desde el inicio.

El nuevo Bustamante, también intenso y melódico como antes, se deja ver en canciones como 'Héroes', que rinde homenaje a los ciudadanos que hacen del mundo un lugar mejor y que dedicó a los asistentes.

Ese fue uno de los puntos álgidos de la cita, que se inició con una radio retransmitiendo retazos de sus éxitos. «Yo nunca me fui», anunciaba el cantante nada más comenzar, tras su breve lapso alejado de los escenarios. Y es que, con un montaje potente, marcado por el acompañamiento de la batería, el bajo y la guitarra eléctrica, el artista, pantalón negro y chaqueta roja, hizo gala de su versatilidad con una mezcla de funk romántico nada más comenzar con 'Uno hecho de dos', en la que dio rienda suelta a sus caderas.

Con 'Algo casual' el coliseo ya se encontraba en pie, excepto por los más mayores que acudieron a disfrutar del espectáculo que marca el esperado regreso de Bustamante. Interrumpido por varias ovaciones, el cantante reveló que este año «ha sido superespecial» para él, en la preparación del tour, por «las ganas de mostrar las canciones y sentir vuestra energía», por la que «todo merece la pena». Un público al que calificó como «sus alas» y al que se lo agradeció entonando 'Por haberte conocido', otra de las nuevas.

Pablo López

Otra reciente, 'Sexto sentido', creada en colaboración con el colombiano Nabález, dejó notar su deje urbano. El ritmo de bachata llegó con 'Desde que te vi', una de las más esperadas, que compuso con otra 'triunfita' como Ana Guerra.

Poco después de que los espectadores le cantaran 'cumpleaños feliz', la sorpresa fue Pablo López, que apareció al teclado para tocar juntos 'Si amamece que sea lento'. Canciones preparadas para el directo, muy energéticas. También cantó otros clásicos reconocibles de su trayectoria, como 'Cobarde', que con un toque más eléctrico convirtió el recinto en un baile 'rockabilly', entrecortado por los gritos de los fans cuando el vocalista se acercaba a las butacas. Otras como 'Feliz', 'Tengo ganas de ti' o 'Dos hombres y un destino' también resonaron en el coliseo gijonés.