«Bob Dylan es difícil de describir con palabras»

Charlie Sexton, uno de los guitarristas habituales de Dylan.
/E. C.
Charlie Sexton, uno de los guitarristas habituales de Dylan. / E. C.

El guitarrista de la banda del mito americano llega a Gijón, donde vaticina que el de Minnesota «sorprenderá» en su actuación del 28 de abril

KAY LEVIN

El guitarrista norteamericano Charlie Sexton (San Antonio, Texas, 1968), conocido por ser uno de los referentes de la banda de Bob Dylan, llegará este viernes a la Sala Albéniz de Gijón en un concierto con el grupo del cantautor Chuck Prophet, con quien interpretará el álbum 'Some Girls' (1978) de los Rolling Stones. Sexton se anticipa así a la llegada de Dylan, en abril, a Gijón, en una cita en la que acompañará al Nobel de Literatura de 2016 para «revivir» las sensaciones que tuvieron en su último paso por España, un país al que le hace «feliz» volver.

-Actúa por primera vez con Chuck Prophet y su banda, para interpretar a los Rolling Stones, ¿qué le llevó a aceptar este reto?

-Creo que, en esencia, los Rolling siempre tuvieron un espíritu que realmente encantó y capturó la atención de la gente. Ese espíritu todavía existe, gravita de canción en canción, y en el álbum 'Some Girls' se despliega con un sonido muy dulce. Es un trabajo que admiro y al que homenajearemos. Cuando Chuck me llamó para hacerlo juntos fue fácil decir que sí.

El músico habla de su próxima gira con Dylan en España y de la creatividad del Nobel de Literatura

-El concierto es a la vez un tributo al ciclo 'We used to party', en el que distintas bandas interpretan discos de otros grupos.

-Sí, mantener la música viva es muy importante. Tiene una influencia en la vida de la gente de la que muchos no se dan cuenta. Es una de las artes más puras, especialmente cuando se desarrolla en vivo y en directo.

-¿Qué supone para usted tocar con Prophet y cómo surgió la idea?

-Chuck Prophet es un genio, un innovador que eleva el nivel de cualquier concierto. Lo divertido es que llevamos mucho tiempo intentando hacer esta colaboración en Estados Unidos y, al final, después de lograr cuadrar nuestras agendas, no hemos podido hacerlo aquí sino en España (se ríe).

-Es usted conocido por ser desde 1999 guitarrista de la banda de Bob Dylan, ¿cómo es trabajar con él?

-Conocí a Bob hace mucho tiempo. Es realmente muy difícil de describir en palabras porque ¡es Bob Dylan! Tocar con él es toda una experiencia, es simplemente genial. Fue fruto de una serie de extrañas coincidencias: nos conocimos en 1985 a través de otro músico, y luego coincidimos en un estudio de grabación en Nueva York, pero pasaron años hasta que hubo un par de llamadas para saber si quería unirme a su banda, y ¡así comenzó todo!

-La próxima vez que actúe de nuevo en Gijón será, precisamente, junto a Dylan el 28 de abril. ¿Qué pueden esperarse los espectadores de ese recital?

-Bob Dylan siempre está trabajando, es una persona extraordinariamente creativa. Los espectadores pueden esperarse sorpresas en este próximo concierto, seguro que habrá nuevos detalles. Es tan creativo que ¡puede que incluso me sorprenda a mí por lo que saquemos en el escenario! Espero que sea una gran experiencia para el público.

-¿Qué significa para ustedes tocar en España? Ya han estado antes con la gira internacional 'Never Ending Tour', ¿qué es lo que más recuerdan?

-Nunca estuve en España hasta que vine con Bob Dylan hace unos años, en una de sus giras. Realmente me encantó el país. España tiene un espíritu precioso, la gente en sus calles, todo lo que lo rodea. Por eso, honestamente, cuando surgió la oportunidad de volver la respuesta inmediata fue 'sí'. Cualquier oportunidad de volver a este país me hace feliz. Recuerdo muchas cosas de nuestro paso por España, sobre todo las sensaciones que despierta este país, y no me refiero solo a las tapas o la sangría o cosas así, sino a su espíritu: hay algo misterioso que amo de él. España tiene algo más, que no está en la superficie, sino en el alma, en la naturaleza de la gente.