Salen a la luz los últimos momentos de Freddie Mercury

Salen a la luz los últimos momentos de Freddie Mercury

La última noche del cantante de Queen era, más o menos, conocida y mítica, pero este detalle se desconocía. Además, ahora se sabe que quería montar un supergrupo con Rod Stewart y Elton John llamado «Nose, Teeth & Hair»

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

El cineasta australiano Rudi Dolezal, íntimo amigo de Freddie Mercury, reveló en una entrevista reciente al periódico «The New York Post» dos historias concernientes al cantante de Queen y que ahora han salido a la luz y publica www.abc.es.

Por un lado, Dolezal habló sobre el proyecto de supergrupo que tenía pensado montar junto a Rod Stewart y Elton John. El director australiano cuenta que este grupo se iba a llamar «Nose, Teeth & Hair».

«Creo que a Rod se le ocurrió la idea de formar un grupo llamado Nose, Teeth & Hair, porque Rod tenía una gran nariz, Elton tenía problemas con su cabello y Freddie tenía sus dientes», comentó Dolezal, que hace mención a lo gran anfitrión que era Mercury y que como en las cenas con estos comensales gustaban de rajar sobre el resto de artistas pero también sobre ellos mismos.

Dolezal también sacó a la luz las últimas palabras de Mercury, las que le dijo a su asistente antes de fallecer. «Uno de sus asistentes me dijo que Freddie veía mis vídeos «I´m going slightly mad» y «These are the days of our lives» todo el tiempo», comienza Dolezal entre lágrimas. Estos vídeos eran del grupo Queen, quede claro. «Incluso estando muy enfermo, el contaba, Mercury era entusiasta: «Ponlo de nuevo, ponlo otra vez».

La última noche de Mercury era más o menos conocida y mítica. El cantante de We are the Champions dejó en herencia medio millón de libras esterlinas a su cocinero Joe Fanelli y quiso despedirse de sus amigos con un banquete en su casa. Fanelli les preparó sopa de verduras, costillas de cerdo con salsa barbacoa y pastel de manzana, todo regado con champán francés y vodka helado. Mercury no probó bocado y murió al día siguiente, según se relata en el libro «Muerte a la carta» (Poe Books), escrito por Eric Frattini y el chef Andrés Madrigal.

 

Fotos

Vídeos