Fallece la atleta Rosie Ruiz, conocida por hacer trampas en la Maratón de Boston de 1980

La atleta estadounidense de origen cubano falleció el 8 de julio en Florida a los 66 años, tras una década de lucha contra un cáncer

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Rosie Ruiz, conocida tristemente en el mundo del atletismo por hacer trampas en la maratón de Boston de 1980, falleció el pasado 8 de julio tras una larga lucha contra el cáncer, según ha confirmado su familia. Tenía 66 años y era conocida como Rosie M. Vivas.

Ruiz, supuestamente, se había alzado con la victoria en el maratón de Boston, pero su triunfo fue anulado tras descubrirse que la corredora había acortado camino.

Las dudas surgieron rápidamente después de que terminara como ganadora la maratón. Su aspecto fresco y su camiseta sin una gota de sudor no encajaba con que la corredora había estado corriendo durante 42 kilómetros bajo un intenso sol.

Poco después también se descubrió que Ruiz ya había hecho trampas anteriormente en su primera maratón, la de Nueva York de 1979, cuando se saltó el recorrido por completo y fue vista en el metro de la ciudad en dirección a Central Park. La atleta cruzó la línea de meta recibiendo atención médica por un tobillo supuestamente lesionado, por lo que su código de barras fue registrado como finalizador. Eso fue lo que le dio la calificación para la de Boston de 1980.

Así, se convirtió en símbolo de la trampa deportiva. Inclusive, la propia Rosie provocó la suspicacia de los expertos tras una entrevista a un canal de televisión a los pocos momentos de terminar la carrera, en la que le preguntaron sobre su mejor tiempo antes de esa carrera y contestó que dos horas con 56 minutos y 33 segundos en el maratón de Nueva York, una mejora considerable en solo seis meses. Asombrada, la periodista le preguntó si había hecho rutinas para mejorar su velocidad y ella respondió que no sabía qué era eso, y sobre quién la había asesorado, dijo que ella se asesoraba sola.

Nacida en La Habana, Cuba, Ruiz llegó a Estados Unidos a los ocho años y se estableció con familiares que residían en Miami.

Su historia adquirió gran notoriedad en la historia del atletismo. 'Doing a Rosie' (Haciendo un Rosie) sigue siendo una broma entre los corredores, directores de carrera y fanáticos cuando hay algún deportista que hace trampas al acortar el transcurso de una carrera.

Años después de su falsa hazaña durante la maratón de Boston fue acusada por emitir cheques sin fondos, por robo, falsificación y tráfico de cocaína. Rosie Ruiz dejó atrás su vida mediática y se fue a vivir a Florida.