Alcoa y Parter prevén firmar hoy el acuerdo de venta de las plantas

La ministra, a la derecha, durante el encuentro que mantuvo el lunes con trabajadores y empresas. / E. C.
La ministra, a la derecha, durante el encuentro que mantuvo el lunes con trabajadores y empresas. / E. C.

Los trabajadores insisten en que no van a ratificar la operación, aunque la multinacional exija su visto bueno

EDUARDO PANEQUE / N. A. ERAUSQUINGIJÓN.

Alcoa y el fondo suizo Parter tienen previsto firmar la venta de las plantas de Avilés y La Coruña hoy mismo, como ya se había deslizado el lunes tras la reunión en la que participaron ambos grupos empresariales, las administraciones y los trabajadores. Ayer llegó la confirmación por parte del secretario general de Industria, Raül Blanco, que aseguró que esta tarde rubricarán «un acuerdo de compraventa». La noticia se conoció 24 horas después de que la ministra de Industria, Reyes Maroto, acudiese al encuentro entre trabajadores y empresa para defender la labor de su gabinete en este proceso. Es el minuto y resultado actual tras las últimas vueltas de tuerca, cuando a punto de expirar el plazo fijado en enero la operación se daba como prácticamente hecha y, sin embargo, Alcoa la paralizó al considerar que Parter no cumplía las garantías financieras requeridas. Pese a ello, presionada la aluminera por Gobierno y sindicatos, aceptó una prórroga de ocho días para seguir negociando.

Ahora, y precedido de un llamamiento a la «prudencia» del propio Blanco, se confía en contar con el visto bueno de unos y otros, aunque el comité de empresa se niega a ratificar cualquier tipo de acuerdo, una negativa que también defendió el director general de Trabajo, Ángel Allué, y la propia Maroto el lunes. Sin embargo, ayer, Blanco, durante las menciones honoríficas del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid, señaló que desde el Gobierno esperan que los trabajadores «den por cerrado el acuerdo», para añadir que hay que ser «prudentemente optimistas».

Prórroga

Hay que ser «prudentemente optimistas», asegura el secretario de Industria

A pesar de la convocatoria para la reunión esta tarde, a partir de las 15 horas en un hotel madrileño, una parte no ha recibido ninguna comunicación oficial -ni oficiosa- del anuncio de rúbrica. «El acuerdo del ERE del 15 de enero, trae lo que trae y no exige ninguna firma ni aval por nuestra parte», reiteró ayer a este periódico el presidente del comité de empresa, José Manuel de la Uz, ante la insistencia de Alcoa para que la plantilla ratifique el acuerdo con Parter y que sirva para poner fin a la situación actual. Alberto Grijalbo, representante de USO en la mesa negociadora recuerda que la convocatoria no tiene orden del día y está planteada para acordar una prórroga hasta el 31 de julio. «Si quieren ampliar el plazo que sirva también para barajar otras opciones», añade De La Uz. Su compañero de comité, Daniel Cuartas, secretario general de UGT-FICA en Avilés, insiste en que «si quieren vender que vendan», pero no contarán con una ratificación de los trabajadores.

El pasado viernes, Alcoa trasladó a los sindicatos que las garantías financieras presentadas por Parter para hacerse con las plantas de Avilés y La Coruña no eran suficientes y exigió que, en vez de un aval, el fondo suizo ingresara en una cuenta los 30 millones de dólares (26,7 de euros) que se habían incluido en el acuerdo. Apenas faltaban dos días para que expirara el plazo acordado en enero y, tras el cual, señalaba la aluminera que procedería a los despidos. Sin embargo, el lunes las aguas volvieron a su cauce y llegó a un nuevo pacto con Parter, al que dará más tiempo para reunir ese dinero, pero que puede sellarse hoy mismo con una firma.

Más