La plantilla convoca la 'Marcha del Aluminio' a Madrid para exigir «soluciones inmediatas»

ALEJANDRO L. JAMBRINAAVILÉS.

«Ha llegado el momento de exigir soluciones reales al Gobierno y a Alcoa. En enero firmamos un expediente de regulación de empleo para darles tiempo y ahora esperamos que haya servido de algo». Así de tajante se mostró ayer José Manuel Gómez de la Uz, presidente del comité de empresa de la planta avilesina, cuando anunció la «gran movilización» que la plantilla de la aluminera llevará a cabo si la empresa no les traslada hoy en la reunión alguna oferta firme por la factoría que satisfaga todas las exigencias acordadas en la firma del ERE. Se trata de una marcha que tiene como destino Madrid y que arrancará el próximo jueves 13 de junio.

Se dividirá en doce etapas. La primera transcurrirá entre la planta de Alcoa en Avilés y la sede de la Delegación del Gobierno en Oviedo. «Es necesario que todo el mundo, sean o no trabajadores, secunde esta 'Marcha del Aluminio' para defender una industria que entendemos es el máximo exponente del devenir de la región», añadió el secretario general de la Federación de Industria de CC.OO, Damián Manzano. «Ahora toca luchar, no podemos morir a la orilla después de haber llegado hasta aquí, ni queremos que nos obliguen a buscar empleo fuera de Asturias», añadieron los representantes sindicales.

La protesta también está dirigida hacia el Gobierno, por su «total inacción durante todos estos meses, escudándose en el periodo de elecciones», destacó el coordinador de USO en Asturias, Juanjo Estrada. «A nosotros no nos importa quienes vayan a gobernar a partir de ahora, lo que queremos es que se mantengan los empleos, que se controlen los aranceles para el acero exterior y que se consiga un estatuto de electrointensivas que regule unos precios estables y duraderos. En definitiva, queremos definición y concreción», concluyó. No obstante, entienden que «es complicado que se satisfagan todas nuestras necesidades y con esta movilización queremos hacerles entender que deben ser los trabajadores quienes decidan si hay más de una oferta sobre la mesa», aseguró de la Uz.