El Ibex-35 cierra al alza, pero no logra hacerse con los 9.800

El Ibex-35 cierra al alza, pero no logra hacerse con los 9.800
EFE

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, nueva fuerte subida para Berkeley, que se anotó un 9,73%

CRISTINA VALLEJO

Jornada de ascensos en los mercados de renta variable europeos. Aunque el Ibex-35 no ha sido capaz de mantener los 9.800 puntos que parecía pretender conquistar y que logró superar puntualmente pasadas las once de la mañana. Así, al cierre daba un último cambio en los 9.772,8 puntos, lo que supone una revalorización del 0,52%. 

El índice español, con ello, se ha quedado un poco atrás frente a otros índices europeos. Así, el Ftse Mib de Milán sumó un 1,27%, mientras que el Cac 40 francés se apuntó un 0,81%. El Ftse 100 británico, por su parte, ganó un 0,71%. Aunque tanto el Dax alemán (0,40%) como el PSI-20 de Lisboa (0,35%) lo hicieron peor que la Bolsa española. 

En todo caso, en el Ibex-35, únicamente siete valores cerraron con pérdidas. El peor fue Dia, que se hundió otro 6%, seguido de Viscofán, que retrocedió un 1,14%. Después se situó Siemens Gamesa, que bajó un 0,93%. Merlin Properties, Cie Automotive, Bankinter y BBVA completaron la lista de acciones con pérdidas. 

En verde, el mejor fue ArcelorMittal, que sumó un 2,75%, seguido de Indra, que ganó un 1,73%. Mapfre, Enagás, Acerinox, Bankia, CaixaBank y el Santander también avanzaron más de un 1%.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, nueva fuerte subida para Berkeley, que se anotó un 9,73%. A continuación, dos compañías del sector de las renovables, Audax y Solaria, que avanzaron más de un 7%. En rojo, ningún valor superó las pérdidas de Dia. Tras la cadena de supermercados se situó Borges-Bain, con un retroceso del 4%. 

Avances en Wall Street con caída del dólar

En Wall Street, como en las Bolsas europeas, también dominaban los números verdes. Al cierre de los mercados del Viejo Continente, el Dow Jones se anotaba un 0,7%, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq se apuntaban alrededor de un 0,35%. 

Ello, en un entorno de caída del dólar y de apreciación de la divisa comunitaria. Al cierre de la sesión europea, el euro ganaba un 0,35% frente al billete verde, con lo que el tipo de cambio rondaba el nivel de 1,16 unidades, cota de la que se había despedido en la recta final de la semana pasada. 

El billete verde no sólo perdía posiciones frente al euro, sino también frente al conjunto de principales monedas del mundo: así el US Dollar Index retrocedía un 0,20% al cierre de la sesión europea. 

En el mercado de deuda, mientras, veíamos una leve subida de las rentabilidades: la del título americano a diez años, desde el 2,94% hasta el 2,96%; la de su comparable alemán, desde el 0,39% hasta el 0,41%; aunque la del título español se mantenía estable en el entorno del 1,40%, lo que llevó consigo un mínimo estrechamiento de la prima de riesgo española. 

China y los resultados: razones para la bonanza

La bonanza bursátil de la sesión pudo tener que ver con la fuerte subida registrada por el mercado chino de madrugada. De hecho, el índice de Shanghai registró su mayor avance en dos años, con la esperanza en un apoyo público a la inversión. Y ese repunte se contagió a otros mercados asiáticos y al conjunto del mundo emergente, pese al fuerte castigo que seguían sufriendo los activos turcos. 

Pero también éste es el momento en que se está haciendo balance sobre la campaña de presentación de resultados del primer semestre del año. Y, una vez que la mayor parte de las compañías han hecho públicas sus cifras, se puede concluir que cuatro de cada cinco han superado expectativas, lo que da soporte al mercado y a las valoraciones actuales, pese a la guerra comercial y a problemas geopolíticos como las negociaciones con Corea del Norte y la renovación de las sanciones contra Irán. 

En cuanto a la agenda económica de la sesión, también pudo contribuir a los avances, porque, en Alemania, si bien la producción industrial fue peor de lo que se esperaba, la balanza comercial registró un mayor superávit del previsto, con unas exportaciones y unas importaciones que evolucionaron mejor de lo que se había pronosticado. 

Estos tres factores han ayudado a que los inversores hayan manifestado su confianza en el buen tono económico global, que puede aguantar pese a la guerra comercial que enfrenta sobre todo a China y a Estados Unidos. 

En el mercado de materias primas, nuevas subidas para el crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba casi un 1%, hasta los 74,44 dólares. El de West Texas se apuntaba un 0,77%, hasta ronzar los 70 dólares de nuevo.

Claves de la sesión:

- El Ibex-35 cerró la sesión con una subida del 0,52%, hasta los 9.772,80 puntos.

- ArcelorMittal encabezó los ascensos en el selectivo español, con una subida del 2,75%. En rojo, el peor fue Dia, con un recorte del 6,09%. Sólo otra media docena de compañías terminaron en negativo.

- El euro ganó posiciones frente al billete verde, para colocarse el tipo de cambio al cierre en el entorno de 1,16 unidades.

 

Fotos

Vídeos