Adarsa se alía con Silence para distribuir motos eléctricas en Asturias

Una de las motos que distribuirá Adarsa. / PALOMA UCHA
Una de las motos que distribuirá Adarsa. / PALOMA UCHA

El grupo asturiano aspira a «promover la ecología y la movilidad sostenible» con esta operación

S. B. GIJÓN.

La firma de motos eléctricas Silence ha llegado a Asturias de la mano del Grupo Adarsa, que se convierte en el distribuidor oficial en la región de este tipo de vehículos de fabricación 100% nacional. Ambas firmas celebraron ayer un acto de presentación de este modelo de scooter en el concesionario de Gijón.

Silence se dedica al diseño, desarrollo y fabricación de scooters eléctricos de dos y tres ruedas totalmente eficientes. La empresa tiene un departamento de I+D+I propio y sus proveedores son nacionales. Con una capacidad de producción de 10.000 scooters y 12.000 packs de baterías, es la primera fábrica en España que desarrolla y fabrica tanto los vehículos como las baterías que estos emplean.

Silence surge en el año 2012 con la aspiración de liderar la transición hacia un modelo de movilidad urbana totalmente sostenible, adaptándose a las necesidades del mercado. El primer modelo de Silence fue el S02 y salió al mercado en el año 2014, destinado principalmente al mundo del transporte y reparto. La alianza entre el Grupo Adarsa y Silence tiene por objetivo «promover la ecología y la movilidad sostenible». La compañía ya forma a sus trabajadores «en aras a la protección del medio ambiente y la mejora de la calidad de vida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos