Rato, el segundo presidente de una caja que irá a prisión

Rodrigo Rato, expresidente de Caja Madrid, tendrá que ingresar en prisión. /R. C.
Rodrigo Rato, expresidente de Caja Madrid, tendrá que ingresar en prisión. / R. C.

Lejos quedan las condenas a Mario Conde por Banesto o a Ruiz-Mateos y el Banco Atlántico Rumasa

EUROPA PRESS

El expresidente de Caja Madrid y Bankia, Rodrigo Rato, será el segundo presidente de una entidad financiera que entrará en prisión en España para cumplir su condena por los escándalos en la gestión de los bancos y cajas de ahorro de los últimos años, pues si bien han sido más de una docena los ejecutivos bancarios sentenciados, las penas inferiores a dos años o el pago del dinero sustraído les han librado del presidio.

De hecho, en lo que a estos escándalos recientes se refiere -atrás quedan la condena de Mario Conde por Banesto o la de José María Ruiz-Mateos y el Banco Atántico de Rumasa--, sólo han cumplido pena de cárcel por su gestión al frente de entidades financieras los exdirectivos Caixanova y Novacaixagalicia (NCG), los primeros 'banqueros' que se vieron en esta tesitura y no por altas condenas.

En concreto, el expresidente de NCG Julio Fernández Gayoso fue sentenciado a dos años de los que cumplió siete meses, la cuarta parte de la pena, privado de libertad. Salió en julio de 2017. Mientras, los exdirectivos José Luis Pego, Gregorio Gorriarán y Óscar Rodríguez Estrada y el asesor jurídico Ricardo Pradas también fueron condenados a dos años de prisión por este caso y el juez ordenó que entrasen a cumplirlos.

Si bien fueron los primeros en entrar, no eran los primeros condenados por saquear las entidades que dirigían. En 2014 se había sentenciado el caso Caixa Penedés y su exdirector Ricard Pagès fue condenado a dos años, mientras a los tres principales directivos se les impuso un año, penas mínimas que les libraron de la cárcel porque devolvieron el dinero.

En 2016 llegó el turno a Caja Castilla-La Mancha, cuyos expresidente Juan Pedro Hernández Moltó y exdirector general Ildefonso Ortega fueron condenados a dos años de cárcel por falsear las cuentas de la entidad. Tampoco entraron en prisión, pues si bien no fue así en el caso de los exdirectivos de Novacaixagalicia, lo habitual es que a falta de antecedentes penales haga falta una condena mayor de dos años para ser encarcelado.

La cúpula de la CAM, aún pendiente

El año pasado, además de la sentencia de Novacaixagalicia, se dictó otra sobre la anterior cúpula de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), cuya gestión está siendo investigada en varias piezas separadas. De momento, los ex directores generales Roberto López Abad y María Dolores Amorós han sido condenados a tres años.

Asimismo, el que fue responsable de Planificación y Control Teófilo Sogorb ha sido sentenciado a cuatro años de cárcel, y el ex director general de Inversiones y Riesgos Francisco José Martínez García recibió una sentencia de dos años, nueve meses y un día. La sentencia se dictó hace ahora un año y ninguno de ellos ha entrado aún en prisión. Como ha pasado con las 'tarjetas black', el Supremo aún se tiene que pronunciar y hacer firmes o no las condenas.

No obstante, algunos de estos directivos sí pasaron por la cárcel en situación provisional y salieron bajo fianza. Es lo que le ocurrió a Miguel Blesa, condenado por la Audiencia Nacional por el mismo caso de las 'tarjetas black' por el que se verá a Rato entrando en prisión, y que falleció hace algo más de un año, antes de que el Supremo hiciera firme la sentencia.

También es de mencionar el caso del exconsejero delegado del Banco Santander Alfredo Sáenz que fue condenado en 2011 a tres meses de prisión e inhabilitación para ejercer funciones en banca, aunque a finales de aquel mismo año el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero le concedió un indulto que después el Tribunal Supremo entendería que no estaba en sus competencias.

Más información

 

Fotos

Vídeos