«Si cierra Alcoa, cerramos todos»

«Si cierra Alcoa, cerramos todos»
Alexia Rus, junto al muñeco con la camiseta amarilla que recibe a los clientes en su tienda. / FOTOS: MARIETA

El comercio avilesino baja hoy la persiana en apoyo a los trabajadores

EVA FANJUL AVILÉS.

«Alcoa somos todos no es una frase hecha, es la pura realidad», afirma la comerciante textil Alexia Rus. «Si ellos cierran será un desastre y otros les seguirán. Entonces ¿qué será de Avilés? ¿qué será de nosotros?», añade convencida. Como ella muchos comerciantes de Avilés echarán el cierre esta tarde para poder acudir a la manifestación contra el cierre de Alcoa que arranca a las 19 horas de la plaza del Vaticano y recorrerá las calles de la ciudad para finalizar en la plaza de España, frente al Ayuntamiento.

Desde que el pasado 17 de octubre la multinacional estadounidense anunció su intención de cerrar las plantas de Avilés y La Coruña, el sector comercial y hostelero de la comarca se volcó en apoyar a los trabajadores de la aluminera. Un respaldo que se ha hecho oficial con el llamamiento de la Unión de comerciantes de Avilés y Comarca (UCAYC) para que sus socios secunden la protesta de esta tarde.

Desde los primeros días de esta crisis, los escaparates de los establecimientos hosteleros y comerciantes de la ciudad se llenaron de carteles con el lema 'Alcoa no se cierra'. Poco después, muchos también añadieron las ya populares camisetas amarillas, emblema de la movilización contra el despido colectivo. Ahora, todos tienen bien visible en sus escaparates el anuncio de la manifestación.

«Hoy por ti y mañana por mí»

«Hay que cerrar, hay que apoyar porque es algo que nos compete a todos. Aunque pienses que no tienes familia trabajando en la fábrica siempre tendrás a un trabajador de Alcoa que es cliente tuyo», afirma María Luisa García, que tiene muy claro que los comerciantes avilesinos tienen que apoyar la convocatoria. «Es que tenemos que estar ahí, la incertidumbre es total y no es solo por Alcoa es por todo lo que hay alrededor. Es un hoy por ti, mañana por mí», recalca.

Los comerciantes de la ciudad se muestran preocupados y aseguran que el mes de octubre es el peor de los últimos años. «Se nota que la gente tiene miedo al cierre, los que no se ven afectados directamente por el anuncio tienen miedo a gastar por si acaso les pasa a ellos», comenta la joyera Nuria Abella.

«Somos muchos los comerciantes que luchamos por sobrevivir, de hecho hay mucha gente que hoy no te puede asegurar que dentro de seis meses o un año sigan abiertos si la cosa no mejora. Así que imagínate si encima empieza a desaparecer la industria y con ella se va la gente, se acabó todo», manifiesta preocupada la joyera.

Esa tensión e incertidumbre que suscita el sombrío futuro de la plantilla de Alcoa y el porvenir del resto de las industrias de la comarca llena las conversaciones de los avilesinos. En peluquerías como la de Luis Antonio Colero los clientes debaten a diario sobre el tema y «el 99% de la gente que pasa por aquí opina lo mismo, que como cierren las empresas nos vamos a pique», destaca el peluquero.

«Y no es para menos», añade. «Mi hermano lleva diecinueve años trabajando en Alcoa. Ahora, con más de cuarenta años, como la mayoría de la plantilla, dime tú dónde van y qué futuro les espera», lamenta.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos