El Principado insiste en evitar el cierre de Alcoa en Avilés antes de analizar las ofertas de inversores

Portadas de los dos primeros cuadernillos con los mejores platos de Martín Berasategui. :: e. c.
Cartel contra el cierre de Alcoa en la fachada del Ayuntamiento de Avliés. / Marieta

El presidente de la Xunta pedirá hoy en la reunión con las ministras una tarifa estable por cinco años para las industrias electrointensivas

L. CASTRO AVILÉS.

La lucha contra el cierre de Alcoa se dividirá hoy en dos. Por un lado, la manifestación en Avilés y, por el otro, la reunión de las ministras Reyes Maroto (Industria) y Teresa Ribera (Transición Ecológica) con los presidentes autonómicos, Javier Fernández y Alberto Núñez Feijóo, y los alcaldes de La Coruña, Xulio Ferreiro, y Avilés, Mariví Monteserín. El encuentro, que comenzará a las 16.30 horas, servirá, según Maroto, para «determinar una unidad de acción que permita pedir a la empresa responsabilidades».

Pero además, los presidentes autonómicos acudirán con peticiones propias para el Ejecutivo central. Isaac Pola, consejero de Industria del Principado, reconoció ayer que varias compañías habían mostrado interés por las plantas de aluminio primario, pero aseguró que «no es el momento de adelantar acontecimientos», sino de evitar el cierre. Esta será la postura que defienda hoy el presidente Javier Fernández y también la alcaldesa avilesina, quien afirmó que «la coordinación institucional es una de nuestras mayores fortalezas para exigir que Alcoa retire el ERE».

Núñez Feijóo, por su parte, planteará al Gobierno que ofrezca una tarifa «estable» para las empresas electrointensivas con una duración mínima de cinco años. Así lo adelantó ayer en la sesión de control del Parlamento gallego, pues en su opinión «sin unos precios mínimos garantizados las grandes consumidoras tienen muchas coartadas para decir que no es rentable y no seguir trabajando».

Los sindicatos insisten en que el Gobierno debe presionar a la multinacional para que mantenga la actividad hasta final de año y después obligarla a vender sus plantas.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos