Pedro Sánchez, en Gijón: «Somos el único partido que defiende el Estado de las autonomías»

Pedro Sánchez, en el acto celebrado en Gijón. /DAMIÁN ARIENZA.
Pedro Sánchez, en el acto celebrado en Gijón. / DAMIÁN ARIENZA.

El PSOE llama a una movilización masiva ante el peligro de que la abstención propulse a PP, Ciudadanos y Vox. Los socialistas congregan en Gijón a 3.500 personas en el que ha sido hasta ahora el mitin más multitudinario de la campaña

ANDRÉS SUÁREZ y AGENCIASGijón

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE a la reelección, Pedro Sánchez, alertó esta tarde en Gijón del riesgo que para el Estado autonómico tendría una victoria de las «tres derechas» en las elecciones del domingo por las propuestas de «recentralización» que plantean PP, Ciudadanos y Vox. «Somos el único partido que defiende el Estado de las autonomías», clamó ante las tres mil personas que llenaban el pabellón central de la Feria de Muestras.

El de Sánchez fue un discurso centrado en la apelación a la movilización del electorado, a apenas un puñado de días de la cita con las urnas del domingo. El dirigente socialista quiere gobernar en solitario, sin depender de otros partidos, y por eso apeló a concentrar en el PSOE todo el voto de la izquierda, minimizando así a Unidas Podemos. «No hay intermediarios, hay que votar al único partido que garantiza que las tres derechas no suman», remarcó.

Porque aunque el PSOE ve cerca la victoria, teme que si su electorado cae en el conformismo, la suma de PP, Ciudadanos y Vox le aparte de la Moncloa. Por eso Sánchez se esforzó en alertar del retroceso que a su juicio sufriría el país si esa posibilidad cuajara. «Podríamos retroceder cuarenta años», avisó.

Sánchez, que recalcó en varias ocasiones que bajo su mandato en ningún caso se producirá la independencia de Cataluña, comparó la propuesta del PSOE de «justicia social, convivencia y ejemplaridad» con el paso atrás que según su criterio supondría la vuelta de la derecha al poder. «Hay que votar futuro, votar PSOE, y no votar pasado», remachó.

Sánchez, ha pronunciado este discurso en el que hasta ahora ha sido su mitin más multitudinario de la campaña, reuniendo a 3.500 personas, según la cifra oficial ofrecida por los organizadores. «¡Me siento orgulloso de ser español. Que lo escuchen bien alto!», ha clamado en el abarrotado pabellón del Palacio de Congresos del Recinto Ferial. Teloneado por la 'número dos' de su partido, Adriana Lastra, el candidato del PSOE a la Presidencia del Principado de Asturias, Adrián Barbón, y la candidata a la alcaldía de Gijón, Ana González, Sánchez ha rebatido los argumentos de las formaciones de derecha cuando esgrimen que el domingo lo que está en juego es si «España sí o no».

«Nosotros lo que decimos es España sí o sí, siempre sí, pero una España en la que quepamos todos, no sólo los que se convocaron en Colón», una España orgullosa de haber reconocido desde hace años el matrimonio entre personas del mismo sexo, un derecho que con la llegada de la ultraderecha se vuelve a poner en cuestión, ha alertado.

Sánchez ha compartido con la audiencia su percepción de que el PSOE está «tocando con las yemas de los dedos» ser primera fuerza política en unas generales por primera vez en 11 años. «Pero no basta con ganar, tenemos que ganar y gobernar y para eso necesitamos una mayoría parlamentaria amplia», ha advertido. Por eso ha pedido prudencia, para que nadie haga «castillos en el aire» ya que si suman las tres derechas, gobernarán y el PSOE no tendrá nada que hacer.

Más información