El reparto de calles para la propaganda electoral enfada a los municipalistas

Escenificación del espacio que le correspondería a Ganemos. /lva
Escenificación del espacio que le correspondería a Ganemos. / lva

Partidos como Ganemos denuncian que la decisión de la Junta Central de primar las autonómicas «vulnera los derechos democráticos»

S. GONZÁLEZ AVILÉS.

La Junta Electoral Central dictaminó que el reparto de calles para la colación de la propaganda electoral se realizara de manera proporcional a los resultados obtenidos a nivel autonómico. Una decisión que ha enfadado a los partidos municipalistas pues creen que es «arbitraria y favorece a los grandes partidos».

Ganemos se quejó ayer de este reparto, que les ha perjudicado «considerablemente» pues estos comicios cuentan con seis calles para colocar sus banderolas respecto a las 22 que tuvieron en los anteriores, en los que consiguieron entrar al Ayuntamiento de Avilés. «Se están vulnerando los derechos democráticos de las candidaturas municipales, se las están cargando», denunciaba Pepe Sánchez, coordinador de la campaña en el partido.

El Consistorio puso a disposición de los partidos dos paneles y 380 calles. «Solo hay dos paneles en toda la ciudad y nos dan de espacio un 1,55%, lo que viene a ser un folio A4 nada más», destacó Sánchez. Este reparto hace que partidos que no tienen representación tengan el mismo espacio que los que si lo tienen pero solo en el Ayuntamiento.

No ha sido el único problema con el reparto de calles. Las agrupaciones socialistas de Castrillón y Corvera carecen de farolas en las que poner su propaganda y carteles pues no los pidieron «en tiempo y forma», según establece la Junta. Para los socialistas la decisión es errónea pues afirman haber pedido los espacios dentro de plazo. Mientras, en Castrillón han optado por pagar por poner sus carteles en los muppis privados, por los que han tenido que pagar. En Corvera en cambio han puesto sus pancartas en vallas y zonas libres.

Como anécdota en este sentido, UCIN, que se presenta a la alcaldía por Avilés tiene concedidas dos calles fuera del municipio. Una en Corvera y otra en Castrillón. «No haremos uso de ellas aunque podríamos porque nuestros votantes no son de esos concejos. Pero fue una sorpresa al ver el reparto, no sabemos a qué se debe», decía ayer Marta Fernández del Viso, integrante de la lista local.