Un debate a dos velocidades y siete voces

Los aspirantes durante el sorteo de los turnos de intervención. / SIMAL
Los aspirantes durante el sorteo de los turnos de intervención. / SIMAL

EL COMERCIO

A la salida, todos los candidatos fueron felicitados por sus equipos. No todos estuvieron igual de bien. Los hubo que jugaron con ventaja. Masa y Tejada casi no chocaron con nadie y bailaron solos. López recibió muchos ataques por la gestión y cometió el error de entrar a la provocación de Canteli preguntándole por el retraso en la apertura de las piscinas. Taboada estuvo seria y dura con el PSOE y con Ciudadanos, casi a partes iguales y pidió apoyo al proyecto iniciado hace cuatro años para no «tener que contar el gabinismo a nuestras hijas», pero no lució el minuto de oro. Coto se autoproclamó líder de la «rebeldía». Cuesta señaló cada vez que alguien «ha copiado nuestro programa» y no fueron pocas. Siete voces y dos velocidades.