https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-cocineros-desktop.jpg

Las mil y un formas de disfrutar de las angulas enel restaurante Casa Gerardo

Marcos Morán, en un momento de su ponencia. /
Marcos Morán, en un momento de su ponencia.

El pequeño de Prendes cocinó angula, y lo hizo al pil pil, y retó de forma metafórica a los cocineros vascos

MIGUEL LLANOGijón

Marcos Morán es un gran ponente y una vez más, en Madrid Fusión, volvió a demostrarlo. Una intervención pensada que sorprendió a los presentes y que, mezclado con su tono guasón resulto más que amena. El pequeño de Prendes cocinó angula, y lo hizo al pil pil, y retó de forma metafórica a los cocineros vascos, al hacer realmente un pil pil con las angulas, sacando la babilla que desprenden en la pota al calor, trabajándola con movimiento tal y como hace la cocina tradicional con los guisos. «Sabemos cocinar», dijo y tenía razón, porque su ponencia sobre la angula, matándolas con limón, con una infusión de tabaco y, cocinándolas vivas, con un caldo de pescado y algas.

Además de esta aplaudida ponencia, el de Prendes protagonizó a lo largo de las tres jornadas un buen número de eventos, tanto vinculados a su tres soles Repsol, como el que protanizó para Iberostar.La cadena de hoteles contará con su cocina para acercar a lo largo del mundo la alta gastronomía española y, claro, asturiana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos