https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

El queso reivindica su potencial

El queso reivindica su potencial
EL público abarrotó ayer por la tarde el pabellón de La Magdalena para degustar los quesos y vinos. / MARIETA

La Feria del Queso y el Vino su XXXVII edición en La Magdalena con cuarenta queserías y catorce bodegas y enotecas

C. DEL RÍO AVILÉS.

La quesería del francés Thomas Vandaele es la principal novedad en la Feria del Queso y del Vino, inaugurada ayer en el Pabellón de Exposiciones de La Magdalena. 'La Ferme de Llanset', en el valle pirenaico de'Aspel, es el primer expositor internacional que visita el certamen en sus treinta y siete ediciones. Con la mejor de sus sonrisas y un buen español, Vandaele ya daba por amortizada su visita a la cita avilesina. «Si no se vende se hacen contactos, siempre es interesante estar en estos sitios», afirmaba mientras cobraba su primera venta a los pocos minutos de que la consejera de Medio Rural y Pesca, María Jesús Álvarez, y la alcaldesa Mariví Monteserín inauguraran la feria.

Vandaele es el único expositor extranjero de una edición que esperaba recibir también a una quesería portuguesa que, finalmente, no ha podido unirse. A sus 36 años representa la segunda generación de una quesería que controla todo el proceso de producción, desde la recolección láctea de su propia ganadería hasta la comercialización. Especializado en el queso de cabra, ofrece cinco variedades, la mayoría con un año de maduración, prensados y con cáscara lavada con agua y sal. Un proceso laborioso que se realiza dos y tres veces por semana pero que garantiza una cáscara fina sin restos de moho. Su favorito es el Gruyere, un queso para el que necesita cuatrocientos kilos de leche para elaborar una única pieza de veinticinco o treinta. Sin despreciar ninguno de los otros ni sus 'competidores' asturianos. «Cuanta más competencia, mejor para todos», concluía.

Vandaele ha llegado a Avilés invitado por la Asociación Nacional de Queseros Artesanos de España, presidida por Francisco Nasarre, un fijo del certamen al frente de su quesería de la Sierra de Guara (Huesca). Nasarre defendió la función de las queserías tradicionales como instrumentos para «asentar población en el área rural y dar valor al territorio». «La gente cree que vivimos de la subvención y no es así», aclaró a la par que criticó el «discurso de unas administraciones públicas que venden iniciativas para el mundo rural que no existen».

«El queso es un producto saludable y, además, sostiene el mundo rural»

Respecto a la situación del sector, Nasarre señaló las «dificultades de afrontar una situación económica complicada, con familias que han perdido poder adquisitivo» y defendió la «calidad de un producto artesano» frente al industrial. «El queso es un producto saludable y, además, sostiene el mundo rural», subrayó.

En esta Feria del Queso y del Vino participan cuarenta queseros (31 de ellos, asturianos), tres panaderías, catorce puestos de vino entre bodegas y vinotecas y los veinte ceramistas de la Feria de la Cerámica. Entre los queseros asturianos, tras un mostrador lleno de pinchos, Raquel Álvarez y Amalio Guisasola se sacaban un 'selfie' antes de comenzar a despachar unos mini bocadillos de Afuega'l Pitu de Temia (Grao), que volarán. Es una de las sesenta empresas queseras con el sello de Denominación de Origen en el Principado, que en 2017 produjeron 714.303 kilos por un valor económico de 7,9 millones de euros, según resaltó la consejera María Jesús Álvarez. De los casi cuarenta quesos con DOP que se producen actualmente en España, cuatro se elaboran exclusivamente en Asturias, concretamente Cabrales, Afuega'l pitu, Gamonéu y Casín, mientras que la IGP de Los Beyos, se comparte con León.

La consejera informó también de la incorporación de doce queserías tradicionales a la marca 'Alimentos del Paraíso Natural' en los próximos seis meses. En concreto, los quesos azules de La Peral y Alcares.

A su lado, Mariví Monteserín destacó la apuesta de una ciudad industrial como Avilés por las empresas agroalimentarias como estrategia para «conectar el medio rural con la ciudad». Por ello animó a «consumir más producto local» como un activo en la «lucha por la actividad y la no despoblación (del campo)».

La Feria del Queso y el Vino permanecerá abierta hoy y mañana, de 11 a 23 horas. Además de talleres infantiles, la Asociación Pláganu entregará hoy el premio al Mejor Queso de Asturias.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos