https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Moon Water, un refresco asturiano salido de la Luna

Los cuatro creadores de Moon Water junto a su inspiración./E. C.
Los cuatro creadores de Moon Water junto a su inspiración. / E. C.

La empresa asturiana Moon Water crea la primera bebida refrescante que se envasa únicamente en luna llena: sin azúcares, sin calorías y con extracto de jengibre y cítricos

Carmen Ordiz Pérez
CARMEN ORDIZ PÉREZ

Hace 72 lunas llenas que Daniel Fernández y Pablo Tresguerres, socios en una empresa de publicidad especializada en investigación de mercados, se dieron cuenta de que un hueco por rellenar en el mercado de las bebidas podría ser parte de su futuro. ¿Qué nicho? El de los refrescos saludables. Tras ahondar en el sector y descubrir las necesidades y carencias, pensaron por primera vez en la posibilidad de crear una bebida sin azúcares y con productos naturales. Hoy, esta idea es una realidad y se llama Moon Water: un agua carbonatada del manantial de Galea, en Siero, con toques de lima limón y extracto de jengibre. Hasta ahí, todo más o menos normal, pero Moon Water tiene otro componente: solo se envasa en luna llena. Y es precisamente la luna el ingrediente estrella y que da nombre a esta mezcla nacida para tomar sola o como 'mixer' en copas y cócteles.

«Hacía falta una mezcla saludable. Hay que tener en cuenta que la gente en McDonalds consume Coca Cola Zero y en los restaurantes piden el café con sacarina. El cliente no quiere renunciar pero sí controlar en la medida de lo posible», explica Nacho Alonso, una tercera pieza fundamental en la historia de esta joven empresa. El siguiente paso fue encontrar la fórmula y conseguir un producto que aunara las necesidades del consumidor. Para ello, se pusieron en contacto con distintas empresas hasta llegar a Industrias Zarracina. José Kelly les enlaza con un laboratorio y comienzan las pruebas. En paralelo, mientras buscaban la fórmula mágica, comenzaron a desarrollar el proyecto en el CEEI, Centro Europeo de Empresas e Innovación, espacio donde les guiaron para formar el plan de negocio. Conclusión: se busca socio financiero. Aquí entra en juego Ismael Sánchez, amigo en común de Nacho Alonso, Daniel Fernández y Pablo Tresguerres, quien será la dinamita en este proyecto.

«Estaba paseando el perro y me llamó Ismael, dijo que tenía que presentarme a Dani, que tenían un proyecto chulísimo y me encantaría. Y así fue, me conquistó. El producto como tal aun estaba en el aire, pero las ganas, la magia y algunas coincidencias me hicieron querer ser parte de Moon Water», explica entusiasmado Alonso.

Nacho Alonso, con raíces asturianas, tras 18 años como CEO de Udra, empresa encargada en la distribución de grandes marcas, se encontraba en un momento de cambios. «Quería jubilarme anticipadamente. De hecho, acababa de comprarme un cachorro. Pero bueno, a parte de que la idea me enamoró, ellos tenían todos los ingredientes pero no el cocinero. Yo tenía experiencia cocinando. Era la combinación exacta», recuerda Alonso.

El 15 de junio de 2017, los tres se encuentran en el Investors Day sito en el Centro Niemeyer de Avilés, donde resultaron finalistas al premio Mejor Start Up. «Fue el primer contacto real con gente que estaba interesada en el producto. A partir de ahí decidimos que Pablo sería el encargado de todo lo relacionado con el mundo audiovisual y campañas de comunicación y publicidad, Dani del departamento comercial e Isma, por su cargo como director de innovación digital de Atres Media, aportaría su 'savoir faire'. A esto sumamos la colaboración de Oscar Mariné, una de las figuras más importantes del mundo del diseño español, quien se encargó de crear una imagen corporativa que engancha a quien tiene una lata de Moon Water en la mano».

El 5 de octubre de 2017, en plenilunio, como no podía ser de otra manera, nace la primera lata de Moon Water. Hoy, a una semana de la luna llena, estos jóvenes siguen con el objetivo de llegar a la luna, o lo que es lo mismo, vender 2.844.000.000 de latas (que completarían en fila la distancia de la tierra a su satélite) de la única bebida que se envasa en luna llena. Porque como dijo John F. Kennedy «elegimos ir a la luna, no por ser fácil sino porque es difícil».

Temas

Siero
 

Fotos

Vídeos